Anuncios

Paolo Guerrero y el dopaje (Segunda Parte): ¿Por qué lo castigan un año?


La defensa legal de Paolo Guerrero presentó hace unos días en Zurich las pruebas pertinentes que demostraron la no ingesta de cocaína por parte del delantero de la Selección de Perú. La FIFA aceptó que Guerrero no consumió cocaína, y de esa manera entraba a jugar la estrategia de un consumo accidental (en un té del hotel argentino). Muchos compatriotas celebraron este pronunciamiento del máximo ente rector del fútbol internacional casi como el complemento a la soñada clasificación al Mundial Rusia 2018.

Pero, la realidad es que se estaba siendo demasiado optimistas, una cosa es que Paolo Guerrero no haya consumido cocaína (con una sanción mínima de un par de años), y otra que la ingesta accidental no recibiera un castigo. Las reglas de FIFA son muy claras al respecto, y aunque no lo hubiéramos querido escuchar: Muchos ya sabían que al goleador peruano le iban a dar un año de castigo. Casos similares han recibido esa misma suspensión.

Joel Sánchez recibió dos años de castigo, por una sustancia distinta a la de Paolo Guerrero. José Guillermo Del Solar fue sancionado sólo por un semestre (pero aquí podría tener que ver los 15 años transcurridos desde el 2002, con cambios de reglas en FIFA), además de su propia exclusión del fútbol profesional (el dopaje del Chemo fue en su último partido antes de retirarse). Incluso, la sustancia hallada en el organismo de Del Solar, Benzoilecgonina, es la misma hallada en Guerrero.

(Este tuit te conecta a la primera parte de esta nota, escrita en noviembre, tras conocerse el caso de dopaje).

El reglamento FIFA, y específicamente estos artículos: Art. 6: “Cada jugador tiene el deber personal de asegurarse de que ninguna sustancia prohibida ingrese a su cuerpo. Por tanto, no es necesario demostrar intención, culpabilidad, negligencia o uso consciente por parte del jugador para determinar que se ha producido una infracción de las normas. (…) El éxito o fracaso en el uso o intento de uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido no es una cuestión determinante. Es suficiente que se utilizase, o se intentase utilizar, una sustancia prohibida o un método prohibido para que se cometa una violación de las normas”.

A pesar que este texto no necesita de mayor aclaración, lo podemos resumir en dos ideas, Paolo Guerrero era (para la FIFA, y con lógica para cualquiera con dos dedos de frente) el primer responsable de haber ingerido una bebida sin saber con precisión que contenía (en este caso, incluso la experiencia del peruano le debió servir como una alerta). Lo otro que se señala es que la “intención” no es verdaderamente trascendente para determinar el castigo.

(Art. 63) “El dopaje está prohibido. El dopaje y las violaciones de las normas antidopaje se definen en el Reglamento Antidopaje de la FIFA y se sancionan de acuerdo con este reglamento y el Código Disciplinario de la FIFA”. También queda bastante explicado, la FIFA tiene castigos asignados, sin “nombres, apellidos o nacionalidades” y así se determinó la sanción a Paolo Guerrero. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Queda algo más por hacer?

Sí, se puede apelar a dos entidades: la Comisión de Apelaciones de la FIFA y el (muy conocido por los peruanos en estos días) Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). La defensa de Paolo Guerrero ha adelantado que apelarán, y esto debe ser de inmediato (si se busca que Guerrero vaya a Rusia 2018), pues Ricardo Gareca tiene hasta el 14 de mayo para presentar una lista de 40 jugadores hábiles (que luego se deberá reducir a 23 futbolistas). Paolo, hoy está inhabilitado. ¿Qué se viene en la órbita del crack nacional? Un castigo hasta el próximo 3 de noviembre (a menos que la apelación llegue a buen puerto) y una demanda del Flamengo (club donde milita Guerrero) hacia la Federación Peruana de Fútbol por daños y perjuicios.

En estos momentos sólo queda decir:

¡Fuerza Paolo Guerrero!

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, FútbolEtiquetas: , , ,

1 comentario

  1. Era más q obvio el castigo, lamentablemente las penas aumentaron y ya no podían ser 6 meses. El Tas podría reducir la sanción, lo dudo mucho, pero las esperanzas es lo último q se pierde.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: