Anuncios

The Punisher (serie de Netflix): Muy bien lograda, pero de inoportuno estreno


The Punsiher (o el Castigador para los hispanoparlantes) estrenó su serie propia después de una explosiva participación en la segunda temporada de Daredevil (otra producción que es fruto de la fusión televisiva de Netflix y Marvel Comics). Y, a diferencia del bajón visto en estrenos como Luke Cage o Iron Fist (que no son malas, pero tampoco mantienen el nivel de Daredevil-sobretodo en su primer año), The Punisher es realmente buena, con una historia crudamente realista, buenas actuaciones y tanta acción como diálogos de trasfondo social.

thepunisherdaredevil

Es una producción de primer nivel, y recomiendo entusiastamente su visión por un público adulto, pues no es un tema fácil ni sencillo. No hace concesiones al hablar de la violencia bélica en el Medio Oriente, de los crímenes que las propias fuerzas armadas de los Estados Unidos han cometido en Afganistán e Irak (que incluyen-según lo visto en la serie-torturas, asesinato y otras violaciones a los Derechos Humanos). Tampoco se suaviza al tratar el papel, o la falta de éste, de los ex combatientes a su regreso a Norteamérica. The Punisher ingresa a esos temas complicados de frente, sin anestesia, y causando polémica.

Una polémica que nos lleva a reflexionar si se trataba de un buen momento para el estreno de esta serie en los Estados Unidos. Tras dolorosos casos como el tiroteo en Las Vegas (que dejó más de cincuenta muertos) o el asesinato de decenas personas en una pequeña iglesia de Texas (causado justamente por un ex militar), uno no puede dejar de estar de acuerdo que se trata de una decisión de Netflix por lo menos “insensible”. Aunque se pueda alegar que hoy más que nunca es necesario hablar de este problema, también es cierto que para muchos sectores puede ser una suerte de apología a la violencia.

¿Por qué sería “apología a la violencia”? En esencia, The Punisher no te dice que esté bien que tomes un arma y hagas justicia, Jon Bernthal te muestra a un Frank Castle que a pesar de su misión de venganza a los asesinos de su familia, también va tomando consciencia de las consecuencias colaterales de sus actos. Pero, no se trata de un mensaje claro, conciso, sino de una reflexión que se va sacando de la suma de episodios. ¿Una mente influenciable y violenta podría ver algunas de estas escenas y pensar en emular a un sangriento Castle? ¿Puede pasar? Yo creo que sí.

Entonces, ¿Cuántas series y películas no se pueden lanzar para evitar que una persona inestable cometa acciones ilegales? La respuesta sería muy complicada, e injusto culpar a una producción audiovisual, como The Punisher, por la insania mental de las víctimas de una sociedad que no está funcionando bien. Ya en 2012, durante la proyección de El Caballero de la Noche Asciende (la tercera película de la trilogía de Batman de Christopher Nolan) un hombre abrió fuego en un cinema de Aurora (Colorado) asesinando a doce personas. Se responsabilizó a la cinta, pero eso sólo era maquillaje para una crisis que ha ido in crescendo dentro de los Estados Unidos, hasta llegar a una media de más de un atentado mensual.

Pero, The Punisher puede vulnerar susceptibilidades entre los deudos de Las Vegas y Texas. Justamente una celebrada producción Marvel como la primera cinta de Spider-Man (2002) prescindió de una escena que costó millones donde el arácnido detenía un helicóptero con criminales con una telaraña entre las dos Torres Gemelas. Sin embargo, esa historia también fue maquillada, pues se trataba de un primer vistazo que no se sabe si estaba concebido para verse en la película. Lo cierto es que tras la tragedia del 11 de setiembre del 2001, la escena desapareció (aunque nadie la intenta mover de YouTube).

¿El Castigador (The Punisher) merecía ser “castigado” con un tiempo en el archivo hasta que se apagará el luto de dramas como el texano (sucedió a inicios de este mes de noviembre)? La verdad, sí pudo tomarse una decisión de esta naturaleza y el público masivo hubiera comprendido si se estrenaba por ejemplo en enero. Pero, ya está, y como serie es realmente buena (por lo menos en los ocho capítulos que este columnista ha llegado a ver hasta el momento, son trece en total). Personalmente, The Punisher puede disparar en el televisor de mi casa, aunque pudo reservar sus balas para una fecha más propicia y lograr ser no sólo bien realizada sino “oportuna”.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Cómics, Series de TVEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: