Anuncios

Perú clasificó al Mundial Rusia 2018, hoy estamos de fiesta nacional


Treinta y seis años después, Perú vuelve a una Copa del Mundo. Se despejaron las dudas, la celebración es ahora un festejo interminable en todo el territorio nacional. Quizás uno de los procesos que menos convencía en sus inicios, hoy cristaliza el sueño que parecía imposible. La selección peruana cogió el último boleto para el Mundial Rusia 2018, tras superar dos a cero a Nueva Zelanda. Hoy soy pura emoción, hoy me adelantaron el regalo de Navidad.

Jefferson Farfán, tan resistido por un sector de la afición, nos regaló ese primer gol contra Nueva Zelanda que tanto se había demorado en llegar. Un gol que entre lágrimas se lo dedicó a su amigo hoy ausente, Paolo Guerrero. Farfán marcó su primer tanto desde su regreso a la selección peruana. Y, con la camiseta de Guerrero, nos coloca en estos momentos en el Mundial Rusia 2018. Christian Ramos colocaría el segundo a los 64 minutos.

Ricardo Gareca inició hasta con tres variantes en su oncena, Luis Advíncula (por Aldo Corzo) que desde el minuto dos ya estampaba un tiro en el travesaño, Yotún dejó su lugar para que Perú jugara con dos puntas: Jefferson Farfán y Raúl Ruidíaz. El lugar de André Carrillo lo ocupó Andy Polo. Mientras, Nueva Zelanda reforzaba su perfil ultra defensivo ya mostrado en Wellington, con la exclusión del equipo titular del delantero estrella de los All Whites Chris Wood.

Nuestra selección salió con una clara vocación ofensiva. La selección peruana mucho más adelantada, con el desborde constante de Advíncula y el esfuerzo de Christian Cueva, y un Ruidíaz que en los albores del cotejo intentaba mostrarse. Miguel Trauco y Polo, Jefferson Farfán y Edison Flores probaban asociarse y generar posibilidades de gol. El arquero “kiwi” Stefan Marinovic ya se erigía como figura en el primer cuarto de hora.

El árbitro francés Clément Turpin se “comió” una clara mano en el área del capitán neozelandés Winston Reid. Pero, en el minuto 28, tras una gran jugada de Cueva, Jefferson Farfán lanzó un certero disparo al arco oceánico, y cristalizó ese gol tan necesario para levantar los sueños mundialistas de todo el Perú.

Al final del primer tiempo, Farfán se llevaba las palmas, casi anota el segundo (forzando un manotazo salvador de Marinovic), defendía, era figura. También Cueva, Advíncula y un Pedro Gallese atento.

Para la segunda mitad, el técnico Anthony Hudson decidió el ingreso de Chris Wood, sabedores que tenían que arriesgar. Y, de inmediato, Nueva Zelanda empezó a atacar por los costados. Perú no podía seguir dormido en estos 45 finales. Incluso Pedro Gallese atajó un cabezazo de Wood, jugada que ya era invalidada por falta en ataque. Sin embargo, de ahí se levantó la selección peruana y empezó a atacar. Hasta se registró una segunda mano de la defensa visitante.

Con Nueva Zelanda encima del área bicolor, empezaron a surgir con mayor frecuencia los cancerberos peruanos. Preocupación por no tener el dominio del balón, y en un corner, Christian Ramos anotó el segundo de Perú. Gol. Como tantas veces, el zaguero que juega en Ecuador fue también determinante en el arco rival. Raúl Ruidíaz, que no logró encajar del todo, dejó su puesto a Yoshimar Yotún. Hay que ir poniendo un cerrojo.

Alberto Rodríguez se fajaba en la zaga para despejar hasta tres tiros de esquina consecutivos de los All Whites. Mientras tanto, André Carrillo ingresaba por Andy Polo, buscando mayor profundidad. Y de pronto, Miguel Trauco empieza a asociarse con Edison Flores y surgen nuevas oportunidades de gol peruanas. Mientras tanto, Gallese se mantiene atento a los ataques de Nueva Zelanda. Para apretar el cerrojo nacional, Adrián Zela ingresa con la misión de ganar los cabezazos de los “kiwis”, Cueva sale entre aplausos.

En estos instantes finales de este partido que nos lleva al Mundial Rusia 2018, no puedo evitar pensar en los niños, que se acostumbren a ver a nuestra camiseta peruana en las Copas del Mundo, que no sufran de sueños frustrados como le tocó a mi generación. Somos Perú, somos Farfán, somos Cueva, somos Ramos, somos Gallese, somos Ruidíaz, somos Advíncula, somos Trauco, somos Flores, somos todos los muchachos, somos también Pizarro, somos Ricardo Gareca, somos (en estos momentos, en especial) Paolo Guerrero.

Amigo lector, nunca te equivocas cuando gritas:

¡Arriba Perú!

Manuel Salazar Foto: Depor

Anuncios
Categorías:Coyuntura, FútbolEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: