Anuncios

La Profecía (Serie de TV): El fallido regreso del “anticristo” Damián


Hay algunos monstruos a los que no deberían despertar, habría que dejarlos en paz en sus criptas o el sepulcro donde fueron a “descansar”. Ese es el caso de Damián (o Damien como se le conoce en inglés), el diabólico niño de la recordada película de 1976 La Profecía (The Omen) que marcó época, en el Perú más que su paso por el cine se le rememora por sus incontables retransmisiones televisivas.

damienomen1

La historia del Anticristo, que llevaba la marca de la Bestia “el apocalíptico 666” en el cuero cabelludo fue motivo de dos secuelas, ni una de ellas tan exitosa como la original. La Profecía 2 (1978), con un Damián Thorne adolescente, y La Profecía 3: El Conflicto Final (1981) con el australiano Sam Neil como un diablo ya maduro, introducido en el mundo de la política. Quizás de ahí vino el apodo de Alan Damián al ex Presidente del Perú Alan García Pérez.

Pasarían varios años, hasta que la sequía de ideas en tramas de terror sedujo a los productores de filmes de horror para lanzar una versión femenina del Anticristo, esta vez con La Profecía: El Renacer (1991) con la niña Delia como protagonista. Previsiblemente no funcionó. Tampoco lo hizo La Profecía (2006) el remake de la original, que pecó en presentar a un niño-diablo anodino (Seamus Davey-Fitzpatrick), sin el tétrico encanto de Harvey Stephens, con esa sonrisita que helaba la sangre.

De esta manera, llegamos a la actualidad, donde A&E decidió lanzar la serie de televisión Damien. Ahora se vuelve al concepto del Damián maduro, en el pináculo de sus poderes, haciendo una comparación con la vida del propio Jesucristo, este Anticristo iniciaría su “vida pública” a los 30 años. La idea no es del todo mala, pero se cometen varios errores que el paso del tiempo no pudo soportar.

Tantos años sin Damián, hubieran sugerido un protagonista más decidido y no un hombre lleno de dudas e interrogantes, uno tiene que esperar hasta el último episodio para estar seguro que camino seguirá: el mal al que está predestinado o luchar contra su propia naturaleza. El reparto está mal elegido, Bradley James parece ser más adecuado para una pasarela que para ser el heredero del Diablo.

Incluso, el nombre más rimbombante del elenco, la talentosa actriz Barbara Hershey, se desperdicia en un rol caricaturesco de “guardiana de Damien”. Sí me parece interesante que el Anticristo haya vivido en medio del horror, como espectador privilegiado, siendo un fotógrafo de guerra en las zonas más devastadas de los conflictos internacionales contemporáneos.

Otro acierto es el episodio donde Damien se introduce en un hospital de veteranos de guerra, el ambiente claustrofóbico y las penurias de los pacientes sirven de tenebroso escenario para un peregrinaje del protagonista por el dolor humano. Pero ninguno de estos aspectos es suficiente para resucitar el éxito del Damián de La Profecía. Nos lleva a señalar tal como Miguel Bosé: “Don Diablo se ha escapado… anda por rincones y se esconde en los cajones”, y ya no quiere ser molestado. Sin embargo, la Fox (terca) anuncia una próxima precuela de La Profecía original.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: