Anuncios

Violencia sigue en Estados Unidos: 58 muertos por tiroteo en Las Vegas


¿Cuándo Estados Unidos se convirtió en uno de los países más peligrosos del mundo? En Norteamérica no se vive una guerra, como la que los propios estadounidenses protagonizan o han protagonizado en naciones tan lejanas como Irak, Afganistán, Vietnam o Corea. Tampoco se registran levantamientos sociales como los vividos en Venezuela, y en estos momentos los ataques no provienen de cédulas terroristas relacionadas al extremismo ni al fundamentalismo musulmán, a pesar que ISIS (Estado Islámico) pretende, aparentemente sin mayor fundamento, adjudicarse la autoría del actual atentado en Las Vegas. No, el enemigo está en casa, y este dos de octubre ya cobró nuevas y cuantiosas víctimas.

El terrible y sanguinario escenario fue un concierto de música country, en las inmediaciones del Mandalay Bay Hotel and Casino. Un hombre, ahora identificado como Stephen Paddock (de 54 años de edad) abrió fuego desde el piso 32 de dicho establecimiento, segando las vidas de 58 personas e hiriendo a más de 515. Lo que debería haber sido un momento feliz, gozando del ritmo campirano de Jason Aldean, se convirtió en una tragedia de altas proporciones.

¿Qué motivó a Paddock a cometer este acto tan destructivo y asesino (el más sanguinario registrado en los EEUU)? La respuesta aún no puede darse con total certeza, pero uno identifica en este caso las mismas características de tantos hechos que se han repetido en los Estados Unidos en las últimas décadas, desde escuelas secundarias hasta primarias (donde los más inocentes niños fueron las víctimas), centros comerciales, discotecas, las propias calles. Un enajenado desata su furia contra la gente.

Y, el debate sobre la posesión de armas sigue siendo un tema postergado en los EEUU, la salud pública (que debería ver casos relacionados a ex combatientes de guerra que podrían presentar síntomas de demencia) no resulta una prioridad. Tampoco lo es la educación, en que se ha comprobado que los abusos sufridos por adolescentes tienen graves consecuencias. Incluso, Donald Trump y Hillary Clinton protagonizaron una campaña política, en el 2016, en que el mensaje implícito a sus votantes fue “hay licencia para ser violentos”.

En estos momentos, el mundo llora por las muertes en Las Vegas, el Papa Francisco y otros gobiernos del mundo (incluso el peruano) ya se han pronunciado ante esta matanza. Pero, la pregunta sigue ahí, rondando la mente de seguramente la mayoría de la población estadounidense… ¿Quién nos garantiza que nuestra comunidad no será el próximo escenario de muerte y violencia? Vamos, se espera una respuesta adecuada.

Manuel Salazar 

Anuncios
Categorías:De todo, Derechos Humanos, Periodismo, PolíticaEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: