Anuncios

Referéndum de Independencia en Cataluña: Un par de reflexiones


En este blog solemos hablar de Cataluña para referirnos a los partidos del Barcelona Fútbol Club, pero también damos cabida a temas relacionados con Derechos Humanos. Eso motiva un comentario como el presente, no escrito desde la perspectiva de un profundo conocimiento de la realidad geopolítica española ni catalana, pero sí desde aspectos universales como la validación del clamor popular y el repudio a la violencia y el fomento de la misma.

Ver las imágenes, difundidas a nivel mundial, de más de 840 personas heridas (la gran mayoría civiles, y una treintena de agentes policiales) sólo por expresar un voto, más allá de que pueda ser concebido como una votación o referéndum legal o ilegal, es ciertamente condenable. Las fuerzas del orden deben intervenir para garantizar la seguridad de la ciudadanía y no para hostigarla, y mucho menos violentarla. Hoy, el mundo libre se mimetiza con Cataluña, por encima de lo justo de su independencia, más mirando el tema de la vulneración de sus derechos civiles a disentir.

Y, la excusa esgrimida por el Gobierno de España, en la persona del ministro del Interior Juan Ignacio Zoido es contraproducente e indignante. “El día en que el estado de Derecho se quiebre, ese día valdrá todo. Merece la pena defenderlo y que dentro del marco legal podamos buscar salida, pero no con la ley del más fuerte”, sostuvo Zoido. Pero, ¿acaso, no fue el más fuerte (la Policía Nacional y la Guardia Civil) quien utilizó la ley de la fuerza? A las ideas, expresadas en votos, es injustificable combatirlas con pelotas de goma, golpes y terror.

El ministro Zoido, portavoz del Gobierno de Mariano Rajoy, minimiza los resultados del referéndum catalán con esta frase: “Si querían tener una foto ya la han conseguido, ahora que vuelvan a recuperar la razón”. ¿Un 90% a favor de la independencia de Cataluña es una simple fotografía? Puede ser una imagen, pero parece más la del sometimiento de una comunidad autónoma que hoy exige un derecho de libertad, es casi la totalidad de la población y merece cuando menos respeto.

Recalco que estas son reflexiones basadas en mis propias nociones de respeto a la voluntad popular, de defensa de los Derechos Humanos y de repudio a la violencia en todas sus formas y manifestaciones (sobretodo si provienen del poder gubernamental que debe velar por la seguridad de todos sus ciudadanos y su opción de disentir aún de las leyes existentes). Mi opinión sería y es la misma en Venezuela, en África, en Oriente Medio, en los Estados Unidos y en mi propio país: el Perú.

Haciendo votos por que la paz y la consciencia de los gobernantes españoles y catalanes logren la más justa de las decisiones, que guarezca los derechos del pueblo, concluyo esta opinión. Con la esperanza de encontrarme pronto con una España pacífica y una Cataluña que se sienta respaldada en sus decisiones y libertades, cierro este comentario.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos Humanos, PolíticaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: