Anuncios

Better Call Saul, Goliath y otras memorables series de abogados


Son una apuesta casi segura en la oferta televisiva, podríamos decir que un “caso ganado” y un muy probable “veredicto favorable”: las series de televisión de abogados siempre han gustado al público televidente. Y, en esta reseña, hablamos de dos propuestas que impactan por sus buenas actuaciones y argumentos que exponen la corrupción de un sistema legal, muchas veces alabado pero también criticado, como el estadounidense.

Better Call Saul (Mejor Llama a Saul) es el spin off del recordado éxito de crítica y audiencia Breaking Bad. La historia del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) es una recatafila de sucesos inesperados y trampas. Es una excelente muestra que este género sigue vivo y se va revitalizando gracias a grandes guionistas y cumplidores actores. La serie lanzada por AMC, y que se puede ver en Netflix va ya por su cuarta temporada y es una firme candidata a llevarse el Emmy este domingo 17 de setiembre.

goliath

Goliath es una nueva serie del sistema de streaming Amazon (del cual ya hemos analizado éxitos como American Gods o Mozart in the Jungle). En este drama legal de reciente estreno asistimos a un intenso duelo actoral entre dos intérpretes que reconocemos del mundo del cine, como son Billy Bob Thornton (ex esposo de Angelina Jolie y ganador de un Oscar por la película Resplandor en la Noche- Sling Blade/1996) y William Hurt (el General Ross de las cintas de Marvel Comics y ganador del Oscar por El Beso de la Mujer Araña– nada que ver con cómics- en 1985). Un abogado alcohólico se enfrenta al bufet de abogados que el cofundó por un caso de corrupción militar.

Con Goliath vuelve a las series de leyes el productor David E. Kelley, todo un referente en este tipo de dramas. El esposo de la bella Michelle Pfeiffer alguna vez fue abogado de verdad y en décadas pasadas se dedicó a producir series de distintas índoles, donde resaltaban las de tipo legal. La propuesta que fusiona defensores con musicales, Ally McBeal fue un exitazo con cinco temporadas (de 1997 al 2002) con la presencia protagónica de Calista Flockhart (pareja de Harrison Ford y actriz de Supergirl).

Pero, no sería el único boom de Kelley en este ramo televisivo, Los Practicantes (The Practice o El Abogado para varios países de Hispanoamérica) permaneció en pantallas durante ocho temporadas (de 1997 al 2004). Con Dylan McDermott (a quien también hemos visto en la primera temporada de American Horror Story y Hostages) mostró por primera vez el lado más inescrupuloso de la práctica legal (algo que con los años se quedó “chiquito” con otras series más contemporáneas). Asimismo, fue el punto de enlace para otro boom de Kelley: Boston Legal. El abogado Alan Shore (personificado por James Spader de The Avengers: Age of Ultron y la televisiva The Blacklist) reemplazó a McDermott en la última temporada de The Practice y luego inició la mezcla de drama y comedia Boston Legal. Con cinco temporadas, nos prendimos a Spader, William Shatner (el memorable Capitán Kirk de Star Trek) y Candice Bergen (Murphy Brown) del 2004 al 2008. Por todo ello, Goliath es importante, entre otros méritos, por pegar la vuelta de David E. Kelley a las series de abogados.

Todo este dilatado conjunto de series legales inició con un sagaz defensor que resolvía los casos más difíciles en la TV de los años 50 y 60, así en formato de blanco y negro. Habló, como muchos ya habrán adivinado, del clásico Perry Mason. Con Raymond Burr a la cabeza, se lideró sintonías durante nueve temporadas (de 1957 a 1966), Mason es el abogado más conocido de la media, para muchos por encima del emblemático Atticus Finch (Gregory Peck) de la elogiada adaptación cinematográfica de Matar un Ruiseñor (To Kill a Mockingbird) la obra maestra de la escritora Harper Lee. En la misma línea de Perry Mason, un veterano Andy Griffith se convirtió en Matlock (de nueve temporadas- 1986/1995), el abogado con el que, según el Abuelo Simpson, se identificaban los ciudadanos de la tercera edad.

Eso sí, aquí no hay machismo válido. Son las mujeres quienes se han impuesto en los últimos años como las protagonistas de las más vistas series legales. Basta hacer el repaso de la inescrupulosa Patty Helves (fabulosa Glenn Close) en Damages (cinco temporadas, del 2007 al 2012), la sufrida Alicia Florrick (Julianna Margulies) en el tremendo éxito The Good Wife (siete temporadas del 2009 al 2016) que ha originado un spin off: The Good Fight– que tendría un segundo año. La tremenda y oscarizada actriz Viola Davis (The Help y Suicide Squad) al frente de una clase universitaria, a pesar que su ética es imperceptible en su rol legal, nos sorprende y horroriza en How to Get Away with Murder (que va por su cuarta temporada). A Scandal no vale la pena mencionarla en este rubro, pues encaja mejor como ficción política.

Finalmente, una de mis grandes favoritas: Se Hará Justicia (L.A.Law o también conocida como La Ley de Los Ángeles). Era una serie coral, es decir de un bufet de abogados que recorría la vida de todos sus integrantes y sus casos en la corte. Con ocho temporadas, se prolongó desde 1986 hasta 1994, era producida por Steven Bochco (también creador de los éxitos policiales El Precio del Deber/Hill Street Blues y NYPD Blues- Policías de Nueva York). Tendría que mencionar a La Ley y el Orden y todas sus franquicias (aunque estas sean más de corte policial que legal). Ahora, ya se puede decir (parafraseando a la mediática Doctora Ana María Polo): Caso Cerrado.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: