Anuncios

Floyd Mayweather derrotó a Conor McGregor en el décimo round (Crónica)


Las astronómicas cifras de público, de teleaudiencia mundial, el colapso del sistema pay per view en los Estados Unidos eran índices del interés suscitado por la pelea del multicampeón en las categorías superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter Floyd Mayweather Jr. contra el bicampeón de peso ligero de las artes marciales mixtas de la UFC Conor McGregor. Un norteamericano de 40 años contra un irlandés de 29. Dos exponentes de dos disciplinas muy distintas, en un enfrentamiento de boxeo. El ganador en el T-Mobile Arena de Las Vegas fue Mayweather en el décimo round, por knot out técnico a McGregor.

mayweathermcgregor1

Desde el ingreso de un Floyd Mayweather enmascarado, casi disfrazado, nos recordaba que era una pelea de exhibición, quizás mal nombrada Pelea del Milenio. Conor McGregor lo hizo de manera más sobria. Ambos perseguían metas distintas, el boxeador quería llegar a las cincuenta peleas invictas (e igualar a Rocky Marciano y otras leyendas del pugilismo). El luchador iba por su primera vez en un cuadrilátero de box. El show estaba garantizado.

Y, así fue. Con un McGregor buscando la pelea desde el primer round, desafiándolo, tocando a Mayweather. El estadounidense, pareciera haber estado buscando el claro para lanzar el golpe definitivo. Mientras el irlandés sumaba puntos por contactos que molestaban al boxeador, pero también perdía al confundir las reglas del pugilato. Igual, daba la impresión de que esta no era la confrontación que el famoso “Money” esperaba.

En el cuarto episodio la pelea empezaba a soltarse, Floyd Mayweather comenzó a devolver los golpes a Conor McGregor. Los impactos del luchador no parecían mellar al boxeador, y esté respondía con derechas certeras. Ante el abucheo de los simpatizantes irlandeses del artista marcial, Mayweather pareció mucho más decidido a buscar el knot out. Obligando a la estrella de la UFC a caer en golpes ilegales, ante la pasividad del juez Robert Byrd.

En el sétimo round, ya Floyd Mayweather le tomó la temperatura a la pelea y fue de frente contra un Conor McGregor ya con atisbos de cansancio. Más decidido el boxeador que, inclusive, en batallas oficiales, como la última vez que lo vimos contra Manny Pacquiao. Claro, ahora no tenía a un experto boxeador enfrente. En síntesis, McGregor tenía entusiasmo, pero cero oficio en este deporte. Igual, aguantaba, igual todo aún podía pasar.

Para el noveno capítulo, ya Mayweather era dueño y señor de la pelea, castigando a un Conor McGregor que ya únicamente se respaldaba en su tamaño y experiencia para aguantar golpes. No respondía, era un monologo del campeón de tantas batallas pugilísticas. Lo demolía. En el décimo round, ya no se pudo estirar más la pelea, el árbitro tuvo que detener el choque, pues el luchador ya no podía, ni atinaba a responder. Knot Out técnico, pero en clara salvaguarda física de un McGregor que ya no podía seguir.

Olvidando todo el debate previo, si era o no una vergüenza para el box, si Floyd Mayweather en una pelea de artes marciales mixtas hubiera perdido (me parece clarísimo que sí perdería y rápidamente el boxeador), al final vimos un espectáculo más que entretenido. Con el actual nivel de un pugilismo cada vez más aburrido, de vez en cuando es agradable ver algo diferente. Cincuenta peleas invicto para Mayweather, un debut cumplidor de Conor McGregor en el boxeo. Noche redonda.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, DeportesEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: