Anuncios

John Lennon y Paul McCartney: De la amistad creativa a una enemistad post mortem


Años después del homicidio de John Lennon (Nueva York, 1980), precisamente en el 2015, Paul McCartney soltó tremenda y controversial declaración a la revista Esquire: “Cuando dispararon a John, además del puro horror, quedó la sensación de que en ese momento se había convertido en un mártir. Empecé a sentirme frustrado porque se extendió la idea de que John era los Beatles. Un año antes de que lo mataran, todos éramos iguales”.

lennonmccartney1

¿Era esa la idea general de Paul McCartney sobre el asesinato de su ex compañero The Beatles? No, Paul se mostró muy consternado frente a la prensa el día de la muerte de John Lennon. Incluso se le vio trastornado a la salida de su granja en Sussex para dirigirse a una sesión de grabación. En 2010 diría una frase más conciliadora que la del párrafo anterior “estaba en casa cuando recibí una llamada de teléfono. Era de madrugada, yo estaba en el campo y recibí una llamada de teléfono y fue como (…) Para mí —insiste— lo más triste era saber que no le iba a volver a ver más, que no íbamos a pasar ya ratos juntos”.

John Lennon y Paul McCartney fueron los primeros dos Beatles que se unieron a la banda juvenil The Quarrymen (integrada además por varios amigos de Lennon, y posteriormente por un quinceañero George Harrison, conocido de Paul). Con dicha banda, en sus adolescentes inicios, John tocó en el jardín de la iglesia Saint Peter de Woolton, donde McCartney los escuchó por primera vez. Ambos tenían 16 años, y tras una audición adjuntaron a Paul a la banda. Ringo Starr vendría tiempo después.

Era pues una amistad típica de la adolescencia, aunque se trataba de dos genios de la música en embrión. Con los años, entre 1958 y 1969, ambos compondrían muchos temas inmortales de The Beatles en la que es probablemente la mejor dupla creativa de la historia musical. Su estilo de composición fue descrita por el propio John Lennon como “escribir cara a cara”. Lennon se explaya sobre ese tema en una entrevista a la revista Playboy: “Uno podría decir que él (McCartney) proveía luminosidad u optimismo, mientras que yo siempre iba a la tristeza, la discordia o un a costado más bien depresivo. Durante un tiempo, pensaba que no escribía melodías, que Paul lo hacía y que yo sólo escribía Rock’n Roll directo y a los gritos. Pero, por supuesto, cuando pienso sobre mis canciones –”In My Life”– o en alguno de los primeros temas –”This Boy”–, yo escribía melodías con lo mejor de ellas… Entonces, otra vez, yo solía ser el que se daba cuenta dónde ir con una canción, una historia que comenzaba Paul”.

Pero, con el transcurso del tiempo, John también dejaría esta otra revelación “la sociedad con Paul terminó en 1962 o algo así. Nuestros mejores trabajamos, aparte de los primeros días con I Wanna Hold your Hand y cosas así, los escribimos por separado”. Alguna otra vez, lo llamó ego maníaco, tras contar que después de las experiencias con McCartney sólo le interesaría escribir con su esposa Yoko Ono. Igual, la dupla Lennon- McCartney deja canciones inmortales como A Day in the Life, A Hard Day’s Night, Come Together, Help, Don’t Let Me Down, Eight Days a Week, Hey Jude, In my Life, Let it Be, Ob-La-Di, Ob-La-Da (aunque esta, Lennon la criticó tanto que debería aparecer como obra única de McCartney), Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band o Yesterday. En total coescribieron, por lo menos nominal y contractualmente, un total de 108 temas.

¿Qué causó el divorcio creativo entre John Lennon y Paul McCartney? Para muchos fue el ingreso a la ecuación de Yoko Ono, la esposa de Lennon, que tenía una presencia permanente en la vida del músico, a la que impuso en las grabaciones de The Beatles, rompiendo una norma establecida de nunca llevar a una pareja a los trabajos creativos del cuarteto. Para otros fue la ineptitud de Paul al querer manejar los hilos de la banda tras la muerte del manager Brian Epstein. Pero, muchos también olvidan que John decidió la contratación de Allan Klein, que trabajó con los Rolling Stones, y les terminó estafando cinco millones de libras a The Beatles.

Ya en esos tiempos, los celos y resentimientos eran mayúsculos entre Lennon y McCartney. En 1969, John Lennon les anunció a sus compañeros que se separaría de The Beatles, pero por consideración tranzó en no anunciarlo a los medios hasta 1970. Fue la oportunidad para que Paul McCartney saque una ganancia marquetera de todo ello, haciendo el anuncio de la disolución de la banda como plataforma de su primer disco en solitario. Hasta para el final hubo controversia. ¿Por qué terminó la dupla? Bueno, es ocioso responsabilizar a nadie, todo gran artista quiere un crecimiento personal e independencia. El ejemplo de los Rolling Stones es un como la antítesis de ello, pero no es común.

George Harrison y Ringo Starr no asumieron una postura determinada para ninguno de ambos lados en disputa, colaboraron con la carrera de Lennon y McCartney, además de hacer una propia. Eran como los “hijos del divorcio”. La próxima semana hablaremos de los entretelones de dos de los discos más importantes de The Beatles. No se desconecte.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Beatles, MúsicaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: