Anuncios

El Planeta de los Simios: La guerra cierra exitosa trilogía (Comentario de Cine)


No usamos spoilers y sí algunos datos que son de dominio público desde hace meses. El Planeta de los Simios: La guerra (War for the Planet of the Apes en su título original, y La guerra del Planeta de los Simios como se le conoce en España) es lo que su propio nombre dice, una película de simios diseñada para ser vista por seres humanos. En ninguna de las cintas antecesoras en esta trilogía, ni tampoco en la franquicia que va desde la década de los 60 (hemos publicado esta semana dos columnas sobre ellas) se resigna tanto la cuota de seres humanos.

Debe transcurrir casi medio metraje de El Planeta de los Simios: La guerra para poder estar realmente (tiene una breve aparición en las escenas iniciales) frente al antagonista humano, el Coronel (una eficaz actuación de un megalómano Woody Harrelson), vemos soldados durante la cinta, pero su peso es prácticamente de bulto. Claro, la otra humana importante es la niña (Amiah Miller) que será renombrada como Nova (curiosamente tan silente como la Nova que acompañaba a Charlton Heston en la cinta original de 1968, aunque para nada sensual pues repetimos en esta versión es una pequeña).

Miller (Nova) es otra niña más que se suma al reparto de un proyecto de ciencia ficción, últimamente hemos visto a Millie Bobby Brown (Eleven) de la celebrada serie de Netflix Stranger Things y a Dafne Keen como la compañera de ruta de Wolverine en Logan. Parece que estamos en una moda, y bueno Nova cumple un rol humanizante en este filme tan poco humano. Tenemos que decir que la ausencia de nuestra especie no le quita nada a una cinta sobre gestas heroicas, cuyo líder Cesar (que goza de la interpretación digital de Andy Serkis) bien podría ser comparado al William Wallace (Mel Gibson) de Corazón valiente (Braveheart-1995) o al Maximus (Russell Crowe) de Gladiador (2000).

Ver una historia, como la de El Planeta de los Simios: La guerra, donde los humanos somos los villanos no es una cosa tan inhóspita en el cine como podríamos pensar. Sin ir muy lejos, me rememora a Avatar (2009) de James Cameron. En esa película el espectador es llamado a ponerse del lado de los azulosos Na’vi de Pandora contra los invasores humanos. Ahora sucede lo mismo, el bélico hombre es el enemigo despiadado de simios que se sólo quieren vivir en paz.

La reflexión sobre la nociva intervención científica que busca “emular a Dios” en sendos experimentos genéticos vuelve a ser medular en El Planeta de los Simios: La guerra como lo fue en toda esta trilogía. Matt Reeves (el director de las últimas dos entregas de esta nueva saga) hace énfasis en ello. Asimismo es importante resaltar que la nueva versión simia es sinónima que se pueden hacer remakes originales y diferentes de un clásico, la premisa puede ser la misma y también volvemos  a ver muchos conceptos básicos, pero tiene sus diferencias con las cinco películas del Siglo XX.

Andy Serkis no es el único actor que imprime sus movimientos y talento a uno de los simios, tenemos a otros que dan rasgos humanos a los primates. El rol de Karin Konoval como el orangután Maurice es ya recurrente en los filmes anteriores, el más conciliador y reflexivo de los peludos protagonistas. En cambio, Mono Malo (Steve Zahn) está destinado a ponerle una cuota de humor a El Planeta de los Simios: La guerra.

Ya lo sabe, El Planeta de los Simios: La guerra no los decepcionará, vayan al cine y disfruten de este emotivo y reflexivo filme.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: