Anuncios

Cubillas, Chumpitaz y Uribe: Los cracks que extraña el Perú


Nunca jugaron un Mundial los tres juntos, Teófilo Cubillas compartió filas con el “granítico” Héctor Chumpitaz en México 70 y Argentina 78. Chumpitaz no llegó a disputar la Copa del Mundo España 1982, que estaba llamado a ser el Mundial de Julio César Uribe (y que al final, por polémica decisión del DT brasilero Tim) cedió su puesto al “Nene” Cubillas. El mediocampista goleador de los Mundiales ya estaba en sus descuentos.

Pero, eso último es parte de la historia sombría, como lo es el tan difundido amedrentamiento de la dictadura militar argentina en el vestuario peruano de 1978. Típicas formas de devanarnos los sesos y reavivar una polémica vieja, cuando la intención de estas líneas es celebrar a tres grandes de nuestro fútbol, a un trío de figuras que bien quisiéramos volver a tener vistiendo los colores peruanos.

Hace un par de días escribía sobre Paolo Guerrero y su aporte actual a la Selección de Perú. Se imaginan si cracks de la catadura de Cubillas, Chumpitaz o Uribe lo acompañaran. Volverían los buenos tiempos de la Copa América de 1975. Volveríamos a ser parte de ese anhelo plasmado en clasificatorias consecutivas a los mundiales. Hoy que hace 35 años no vamos a una Copa del Mundo.

chumpitaz

Teófilo Cubillas nació en Puente Piedra, pero para el fútbol realmente es un victoriano más. Sus colores más representativos, además del rojo y blanco de Perú, es el blanquiazul de su Alianza Lima de toda la vida. En Mundiales se convirtió en el mediocampista más goleador, por encima de estelares como Diego Armando Maradona, Zinedine Zidane o Michael Platini. Sumó 10 goles en tres mundiales, fue considerado por la publicación británica The Guardian como uno de los 100 mejores futbolistas del mundo en 2014.

Para la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol está entre los 50 mejores. Teófilo Cubillas anotó en total 26 goles en partidos oficiales con la Selección Peruana. Sólo lo supera Paolo Guerrero con 32 goles (haciendo las importantes diferencias que una cosa es convertir tantos en una Copa del Mundo y otra en Eliminatorias, y que estas últimas hoy se juegan en fixture todas contra todas, es decir un proceso de tres años).

En la tarea de empezar a ganar un partido, todo debe comenzar por evitar que te hagan goles. La línea defensiva de Perú nunca estuvo mejor armada que con el Capitán de América Héctor Chumpitaz. Aunque debutó con el querido Deportivo Municipal y se retiró en el Sporting Cristal, Universitario de Deportes es su “hogar futbolístico” (con cinco exitosas temporadas, donde llegó a ser Sub Campeón de la Copa Libertadores 1972). Pero es en la Selección de Perú donde su figura de zaguero infranqueable, pero nunca “mala leche” ha dejado escuela. Un total de 105 participaciones con la blanquirroja y dos mundiales (70 y 78) avalan su compromiso nacional. Fue seleccionado como Capitán de América en 1973 en el inédito patrido entre lo mejor de América y Europa (al lado de Cubillas y el Cholo Sotil contra estrellas europeas como Johan Cruyff y Franz Beckenbauer). “Chumpi” anotó el gol del empate que forzó la tanda de penales donde triunfaron los americanos.

Llegamos al “Diamante” Julio César Uribe, un estandarte del Sporting Cristal desde los inicios de su carrera hasta casi el final. Pues terminó jugando en Colombia (donde es muy querido) y en el Carlos Manucci de Trujillo. Su participación en la Selección de Perú fue preponderante para llegar a España 82, con goles y asistencias que debieron garantizarle el titularato en dicha Copa del Mundo. Pero Tim (DT de Perú) prefirió la experiencia de Cubillas y se equivocó, ese ya no era un Mundial para el Nene.

Muchos dirán que el fútbol es un deporte cíclico, que siempre van surgiendo nuevas estrellas, pero no todos somos Alemania, Italia o Brasil que son “fábricas de jugadores”. Tampoco Argentina o Inglaterra, ni Francia. Chile, por poner un ejemplo vive una etapa privilegiada con su actual y aún vigente “generación dorada”. Perú la tuvo en los 70 y parte de los 80, hoy carecemos de ella, tenemos a Paolo Guerrero y la intermitencia de Jefferson Farfán, pero no bastan. Esperemos que el trabajo de Ricardo Gareca pueda esta vez consolidarse en Qatar 2022, ya Rusia 2018 parece complicado.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Fútbol, FiestasEtiquetas: , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: