Anuncios

Cienciano campeón de la Sudamericana y la Recopa: Recuerdo inolvidable


El 19 de diciembre del 2003, el color rojiblanco del Perú se tiñó totalmente de rojo, del rojo de Cienciano del Cusco. El cuadro imperial acababa de vencer al poderoso River Plate de Argentina en el Estadio de la UNSA (se jugó en Arequipa debido a que el reglamento FIFA no habilitaba al Garcilaso de La Vega para una final de un torneo continental). Este periodista se encontraba redactando en la página web de una conocida radioemisora local, tiempos de practicante, y claro muy emocionado al ver a un equipo peruano acceder a esta instancia inédita para nuestro fútbol.

Antes, Universitario de Deportes y Sporting Cristal estuvieron a un paso de conquistar la Copa Libertadores, pero no superaron a sus rivales en la “final”. Desde el Cusco, milenario, la “tierra de los incas”, llegaba este Cienciano dispuesto a marcar una pauta, un camino que todavía falta por seguir recorriendo. Era apenas la segunda Copa Sudamericana que se disputaba (la primera la ganó San Lorenzo de Argentina en el 2002). En el 2003, la Sudamericana sumó el auspicio de la automotora Nissan, que luego sería asumido por Bridgestone y finalmente se conoce, en la actualidad, como Copa Conmebol Sudamericana o Copa Total Sudamericana.

El Cienciano del 2003 no comenzó con Freddy Ternero en el banco, el colombiano Edgar Ospina (de pasado en Alianza Lima y Liga de Quito, y que alguna vez dirigiera también a Universitario de Deportes) fue el responsable de liderar al cuadro cusqueño ese año. Pero un flojo torneo nacional, derivó en la designación del peruano Ternero. Casi como un toque divino, este limeño llevaría las riendas del “rojo imperial” a la cima más inesperada. Yo estaba en setiembre del 2015 en Cusco, y aconteció el sensible fallecimiento del ex DT y alcalde del distrito capitalino San Martín de Porres. Un 18 de setiembre que se sufrió en las calles cusqueñas, en los restaurantes se cantaba el “Upa Upa Pa” que se compuso tras los triunfos coperos. Freddy Ternero siempre será “hijo predilecto del Cusco”.

El entrenador Ternero no es el único en vivir tragedias, aunque sí el que sufrió consecuencias mortales. Juan Carlos Bazalar, capitán y símbolo de ese Cienciano campeón, vivió penurias médicas. Julio García, el creativo, quedó presuntamente cuadripléjico, aunque ha mostrado movilidad. Pero esos son temas aparte, hablemos de los triunfos.

Con un equipo que tenía a muchos jugadores considerados casi “retirados” del fútbol como Paolo Maldonado, el goleador Germán Carty, Alessandro Morán o Giuliano Portilla. A otros que se habían consagrado en otros clubes: el arquero Óscar Ibáñez (de Universitario de Deportes), Juan Carlos Bazalar (campeón con la “U” y Alianza Lima). Y extranjeros sin mucho renombre, pero que resultaron providenciales, como el paraguayo Carlos Lugo (autor del gol del campeonato) y el colombiano Rodrigo Saraz. Este Cienciano hizo historia.

Le ganó al Santos de Robinho y al River Plate (donde volvía después de su tiempo europeo) Marcelo “El Muñeco” Gallardo. Seis meses después, con el arribo de otro goleador que haría historia en el club, Sergio Ibarra, el Cienciano le ganó al Boca Juniors en EEUU. Era la  Recopa Sudamericana (jugada entre el campeón de la Libertadores y la Sudamericana). Cienciano ganó en ronda penales con el casi infalible  Roberto Abbondanzieri en el arco contrario. Casi infalible, pues Cienciano le ganó.

Gracias Cienciano, vuelve pronto a Primera División.

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas:

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: