Anuncios

Las Malvinas: Nuevo incendio en Lima a días de Mesa Redonda


El incendio en Las Malvinas y el de hace unos días en Mesa Redonda, nos debe cuestionar al elegir autoridades ediles. Esperemos no deje víctimas mortales, pero igual es ya una referencia de los peligros a los que muchos peruanos se ven sometidos día a día.

¿Dónde está el alcalde Luis Castañeda Lossio para prevenir oportunamente un siniestro de estas magnitudes? El incendio de Mesa Redonda fue el pasado 12 de junio, no ha transcurrido un mes y vivimos otra situación de inmenso riesgo en Lima Metropolitana.

La intención de este columnista es no politizar más de la cuenta los contenidos de esta fanpage (https://www.facebook.com/manuelsalazarlima) y del blog del mismo periodista (https://manuelsalazarlima.wordpress.com). Pero no parece haber más que una opción, hablar de negligencia municipal.

El local siniestrado, los altos de la Galería Nicolini (Las Malvinas), recibió orden de clausura por la Municipalidad de Lima el 9 de junio, La empresa que utiliza ese inmueble. simplemente, hizo de oídos sordos a la autoridad edil. Pasaron dos semanas y el incendio de Mesa Redonda incluido, y hoy el Municipio pone de excusa esa resolución como justificativo de su trabajo. El liderazgo no consiste en dar ordenes que no se cumplen, señores.

Señor Castañeda Lossio, parece más que claro que usted no busca la reelección (igual me sería inconcebible que se le volviera a dar la oportunidad de gestionar Lima). Sin embargo, eso no lo exime de tomar medidas preventivas oportunas. No es suficiente con desplegar operativos después del desastre.

A inicios de año, entendimos que las inundaciones por el Fenómeno El Niño eran hasta cierto punto inevitables, por ello se habla de “desastre natural”. Un incendio es otra cosa, ocurre por falta de medidas de seguridad, por expender objetos inflamables, por equipos de emergencia inexistentes o en mal estado. Todo ello se debe revisar con anticipación y periódicamente. Aquí hay culpas que asumir, y no sólo de los comerciantes irresponsables, sino también de autoridades ineficaces.

Mi percepción de los distintos municipios es que hoy encabezan las agendas temas como el ornato, las celebraciones y homenajes, las zonas y eventos deportivos (todo ello muy bonito y encomiable). Pero cuando la seguridad ciudadana pierde primacía, entonces observamos una escala de prioridades equivocada. No somos Amsterdam, no somos Estocolmo, y menos Berna. Somos Lima (y no me refiero a la organización local que formó Alberto Andrade hace muchos años), la Lima que arde en llamas.

Vuelvo a hacer votos para que no se registren pérdidas humanas, las materiales parecen inevitables. Hago un clamor por buscar responsables, no se debe esperar a que haya muertes para sancionar a los que negligentemente iniciaron el fuego, como a los que no supieron hacer nada para evitarlo.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, PeriodismoEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: