Anuncios

Piratas del Caribe 5: Podría ser el cierre de la saga (Comentario de cine)


De entrada hay que resaltar que Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales, por su título en inglés – traducido como Hombres Muertos no Cuentan Historias) vuelve a la buena senda de la trilogía inicial (hábilmente planteada por el cineasta Gore Verbinski). La anterior película de la saga, Piratas del Caribe: Navegando Aguas Misteriosas, fue la más deficiente de la franquicia.

Esta vez la dupla de directores noruegos Joachim Rønning y Espen Sandberg dan forma a un filme de buen ritmo, que como todas las películas con el pirata Jack Sparrow (excelente Jhonny Depp en un rol que interpreta a la perfección), están llenas de acción, maromas, efectos especiales, un sesgo de romance y muchas dosis de buen humor. Además plantea el retorno de varios personajes clásicos de Piratas del Caribe.

Por ello, en Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar, los espectadores podrán volver a ver a Geoffrey Rush, Orlando Bloom y Keira Knightley como los ya conocidos Capitán Barbossa, Will Turner y Elizabeth Swann. Resulta importante, entonces, haber visto el resto de la saga. Ese puede ser considerado un “punto flaco”, no se explican ninguno de los acontecimientos anteriores al filme que resultan importantes para entender la trama.

La importancia de las primeras películas de la franquicia también se acrecienta al intentar darle una clausura efectiva con esta cinta. No quiere decir que estemos, necesariamente, ante el final de Piratas del Caribe, pero La Venganza de Salazar deja el camino abierto para nuevos relatos, ya sin el lastre de darles un punto final a los puntos suspensivos de las primeras partes.

Lo nuevo de Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar la coloca Javier Bardem en su rol de fantasmagórico capitán que busca vengarse del inefable Jack Sparrow. Resulta curioso que el astro español se sienta tan fresco en esta aventura fílmica, tal como se le vio en la cuarta entrega a su esposa en la vida real: Penélope Cruz (que esta vez no engalana el celuloide con su belleza).

Sin embargo, la nueva pareja romántica conformada por Henry Turner (Brenton Thwaites) y Carina Smyth (Kaya Scodelario) no llegan a tener la química desplegada por Bloom y Knightley en la trilogía primaria. No empañan el filme, pero tampoco parecen tener los argumentos necesarios para guiar una sexta entrega de Piratas del Caribe. Quizás se podría contar una precuela, usando la presencia del Jack joven (Anthony De La Torre, que aparece en una escena y deja huella por su desfachatez).

Mucha atención a la presencia del ex Beatle Paul McCartney como el tío de Jack Sparrow (es casi un cameo), que constituye a una nueva leyenda del rock británico que es familiar del pirata. Hay que recordar que el padre de Sparrow fue interpretado por el legendario guitarrista de los Rolling Stones Keith Richards (en esta quinta entrega no aparece). Este es siempre un “plus” para el fanático de la saga.

La escena más entretenida es la del robo del banco, tiene todas las cualidades de las secuencias que han dado notoriedad a los filmes de Piratas del Caribe. Johnny Depp está comiquísimo y la acción es vertiginosa. Más detalles no ofrecemos, pues este comentario no busca abundar en spoilers, la idea es siempre que vayan al cine y disfruten del sano entretenimiento de Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (es importante aclarar que no hay parentesco alguno con el autor de esta columna).

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: