Anuncios

Ni Messi, ni Argentina deberían necesitar “ayudas” para ir al Mundial


El último 24 de mayo, la justicia española dictó pena de 21 meses de cárcel no efectiva, más el pago de una multa de dos millones de euros, al ídolo argentino Lionel Messi por evadir impuestos millonarios en España. Probablemente a Messi le gustaría contar con los abogados de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y con la justicia de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) para conseguir un perdón a esta sentencia.

Pues, como ya es conocido, gracias a la gestión defensiva de la AFA y a la Comisión de Apelación de la FIFA, Lionel Messi vio anulada la sentencia por insultar al asistente del árbitro brasilero Marcelo Ricci, Do Carvalho (le mentó la madre), en el partido que disputó la selección de Argentina contra Chile. Messi fue castigado por cuatro fechas de suspensión y el pago de diez mil francos suizos por ese agravio, un castigo similar al que recibe cualquier otro futbolista.

Pero, la FIFA redujo drásticamente el castigo, Messi sólo se perdió el partido contra Bolivia (y no contra Uruguay, Venezuela y Perú) y ni siquiera pagará la citada multa. Es, en realidad, un peligroso aval de la FIFA al maltrato a los árbitros, a Lionel Messi se le exonera debido a que supuestamente el referí o no escucho la ofensa, o decidió que no merecía castigo (durante el partido). Eso sí, inexplicablemente dicho ente rector del fútbol, reconoce que el astro “gaucho” insultó.

Veamos lo que dice FIFA al respecto: “las pruebas disponibles no eran suficientes para demostrar según los estándares adecuados -es decir de manera completamente satisfactoria para los miembros de la Comisión de Apelación– la aplicabilidad del artículo 77a) del CDF”. Aceptando la explicación de Messi que habría emitido un insulto al aire (un recurso que nunca le aceptarían a ningún jugador en ningún campeonato del mundo.

Uno podría haber imaginado la indignación de la opinión pública mundial que fue mayúscula. Pero, lo que ni se me asomó por la cabeza fue el oprobio de la propia prensa argentina, La Nación (diario arquetipo de Argentina) indica: (columnista de ese diario, Claudio Cerviño) La FIFA dio marcha atrás con la sanción porque “las pruebas disponibles no eran suficientes para demostrar” el insulto. Acto seguido, en el mismo comunicado, “considera reprochable la conducta de Messi en dicho incidente” y “recuerda que el respeto a los oficiales de partido es esencial”. Un canto a la contradicción”.

El periodista de FOX Sports, Martín Liberman ironiza de esta manera “no hay pruebas suficientes, dice la FIFA… Jajaja. El mejor chiste de la última década. Genial contar con Messi, pero qué papelón todo”. El ex futbolista Diego Latorre sostuvo en redes sociales que “FIFA admite que no importa ninguna regla de juego, que puede hacer lo que quiere. Se acabó la fantasía de la legalidad. Pésimo precedente”. Hasta Diego Armando Maradona indicó inicialmente que “no puede ser que primero se le impongan cuatro partidos y después quede en nada (…) Esto es fútbol, si se toman decisiones hay que ir hasta el final con ellas. Los viejos acaban cediendo ante las presiones”. Claro, luego el “Pelusa” se desdijo y señaló que “festejé como loco cuando le sacaron la sanción a Messi. Yo hablé con Infantino –Presidente de la FIFA– y se lo agradecí”.

Queda claro que la FIFA, en su empeño por no dejar fuera del Mundial de Rusia 2018 a Lionel Messi, ya no le importa la prístina imagen que buscó presentar tras la caída de Joseph Blatter y la designación del italiano Gianni Infantino. Marquetear (la presencia de Messi vende) es la bandera. Igual, la AFA también demuestra que el viejo “estilo Grondona” es un último recurso útil a sus intereses.

Por ese mismo motivo, llama la atención y preocupa que el Tribunal Arbitral de Deportes (TAS) haya aceptado a la AFA (es decir a Argentina) como terceros con opinión en el caso Nelson Cabrera (jugador paraguayo que fue mal inscrito por Bolivia en las Eliminatorias en partidos contra Chile y Perú). Aquí se pretende hablar de “justicia” (subjetiva, abstracta y acomodaticia a las necesidades de unos que no son los otros) y no de reglamento. Argentina quiere la devolución de los puntos que (según normas) la FIFA otorgó a Chile y Perú, y que colocan a los chilenos adelante de Argentina en la tabla de puntos de las Eliminatorias. Todo se resolvería (con la presencia opinada de la AFA) entre el 5 de julio y el 31 de agosto.

La impresión que a este columnista de opinión le dejan estas decisiones, es que la AFA en épocas de urgencia salió de compras, y como vio que la bolsa se le llenaba bien con el perdón a Messi, ahora también quieren restarle los puntos a Chile (y por añadidura a Perú). Cuidado que la FIFA parece estar feliz con este cliente, que tiene (como siempre) a gran cantidad de argentinos en sus diferentes organismos. Cambian los nombres, pero no las costumbres.

En realidad, soy un fiel creyente que Argentina con mejores planteamientos futbolísticos (que debería realizarlos su flamante DT Jorge Sampaoli), con renovada contundencia, va a llegar a Rusia 2018. Lo de campeonar en el Mundial sí lo veo “verde”, pero de llegar, llega. Son los propios dirigentes quienes deben elegir cómo llegar, y no pensar que el mundo “olvida”. Acaso, alguien ha olvidado la mano de Maradona contra Inglaterra.

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: