Anuncios

El adiós a un 007: Roger Moore será un James Bond inolvidable


Si eres de mi generación, ósea de cuarenta y tantos años, tu primer encuentro con el 007 en el cine tiene que haber sido con Roger Moore y no con el escocés Sean Connery (para muchos quien se disputaba el título de mejor James Bond, hoy también lo pelea Daniel Craig). Este 23 de mayo, Moore pasó a la inmortalidad, tras fallecer por un cáncer a la edad de 89 años.

Roger Moore no es el primer actor que encarnó a James Bond en pasar a mejor vida, el desconocido norteamericano Barry Nelson (que actuó en una versión de Casino Royale para la TV gringa en 1954) murió en el 2007. También falleció en 1983, el conocido actor británico David Niven (que personificó al 007 en otra recreación de Casino Royale, esta vez se trataba de una comedia de 1967).

Pero, podemos afirmar que Roger Moore es el primer James Bond realmente trascendente en dejar este mundo. Con la muerte de Moore nos tropezamos con otra curiosidad, frente a lo que muchos pueden pensar, el reemplazante de Sean Connery era mayor que su antecesor (que tiene 86 años en la actualidad). Roger fue, además el 007 que más películas protagonizó, un total de siete.

Desde Vive y deja morir (1973) hasta En la mira de los asesinos (1985), pasando por El hombre de la pistola de oro (1974), La espía que me amó (1977), Moonraker (1979), Sólo para tus ojos (1981) y Octopussy (1983). Su caracterización de James Bond fue menos oscura que la de Connery (experto en ser el mujeriego fulminante), con un don más a la comedia y gracia. Casi como un bribón mezclado con caballero inglés.

De sus peleas con villanos clásicos, imposible omitir su mano a mano con el fortachón Mandíbulas (Richard Kiel, en Moonraker y El espía que me amó), o la guerrera afroamericana Grace Jones (en En la mira de los asesinos). Inolvidable la escena en que escapa de una trampa rodeada por una piscina con caimanes, caminando sobre las cabezas de los reptiles (Vive y deja de morir).

Su labor como agente secreto traspasó las barreras del 007, pues también fue El Santo (conocido como Simon Templar en la serie británica de los años 60). Fuera del cine se le recordará por su abnegada misión de Embajador de UNICEF (con la que recorrió el mundo desde los años 90 hasta el final de su vida). Roger Moore murió en mayo del 2017 en Suiza, pero su huella es indeleble.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Películas, PersonajesEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: