Anuncios

Copa Libertadores: Melgar vuelve a caer ante Independiente de Medellín


En algo van parejos los equipos peruanos en los certámenes internacionales, decepcionar a sus hinchadas, tirar por la borda todas las ilusiones de sus seguidores, fracasar. Y, esa sensación de dejadez, de resignación se hizo patente en un Melgar que no tuvo ni un atisbo de rebeldía al caer derrotado frente al Independiente de Medellín, en su recinto del Estadio de la UNSA de Arequipa.

Ni siquiera buscaron enmendar el dos a cero con el que cayeron hace una semana en Medellín. Un juego parsimonioso, errático y con contados desbordes del jugador colombiano Omar Fernández (que juega en Melgar) y los intentos punzantes del argentino Emanuel Herrera (que es el único que palpita algo en el cuadro rojinegro). Lo demás fue para un Independiente que volteó rápidamente un partido que se desniveló a favor del local a los 70 minutos y a los 75 ya ganaba el equipo de visita.

Cinco minutos, sólo cinco minutos bastan para resumir un encuentro de Copa Libertadores (por el Grupo 3) que ciertamente también demarca la abismal diferencia entre el fútbol sudamericano y el europeo (donde lo más rescatable es que destacan los cracks de nuestro continente). Así se dio un partido que deja al Melgar en el sótano de la tabla (con cuatro encuentros disputados, dos en Arequipa), una victoria y tres derrotas.

Si uno ve la tabla puede confundirse, pues Independiente y River Plate suman 6 unidades y Emelec empata con Melgar a tres puntos. Pero argentinos y ecuatorianos sólo han disputado dos partidos, y aun así (por diferencia de goles), los arequipeños son últimos. Así de terrible va el panorama de los characatos en la presente Copa Libertadores, en la que la única diferencia a la horrible presentación del 2016 (donde perdieron todos sus partidos) es el agónico triunfo ante Emelec.

Volvamos al triunfo de Independiente de Medellín en Arequipa, tras un primer tiempo en que Melgar estuvo un poco más entonado que el visitante, un error del volante Juan Quintero, que lanzó la pelota a su propia área, fue aprovechada por Herrera que definió a los 70 minutos. Si alguien pensó que los rojinegros protegerían esa ventaja con la ayuda de la altura arequipeña, se equivocó. El defensa Piedrahita y el propio Quintero anotaron (a los 73 y 75 minutos) el uno a dos definitivo.

¿Qué desespera del Melgar de Juan Máximo Reynoso? Es la fragilidad defensiva y ofensiva de uno de los planteles más caros del medio peruano. Es mentira que los arequipeños manejan un presupuesto austero (como quiso contarme un hincha rojinegro), revisen la extensa lista de jugadores que apenas se utilizan como José Carlos Fernández o Daniel Chávez. Por no decir de otros que alternan como Luis García, Diego Penny (hoy en banca), Hernán Hinostroza y muchos más.

El consuelo de Melgar es la situación del fútbol peruano en general, y se trata de una realidad dolorosa y certera. Si no fuera por la desafiliación y los premios monetarios, a la mayoría de los fans de este deporte en el Perú nos gustaría ni participar, da vergüenza, da pena, da rabia. Hoy, me disculpan pero no me sale el “Arriba Perú”. Prefiero un alarmante:

¡Levántate Perú!

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: