Anuncios

River 4 Melgar 2: Goleada y extraña lectura de Juan Reynoso (Copa Libertadores)


La noche del 13 de abril nos deja una clara sensación, ningún equipo del fútbol peruano está para jugarle de tú a tú a un grande de la Argentina. Melgar lo intentó y falló clamorosamente, Juan Reynoso se salió de su libreto tradicional (un fútbol defensivo con contragolpe) para intentar sorprender al River Plate en Buenos Aires. La idea funcionó hasta el minuto cinco y el gol del argentino (hoy todos los tantos fueron “gauchos”) Emanuel Herrera levantó la ilusión.

Pero, Melgar no supo aplicar una respuesta defensiva nunca. Siguió intentando con el triplete ofensivo de Herrera, Wilmer Aguirre (que no está para todo el partido) y un intrascendente Omar Fernández, el colombiano estuvo irreconocible en el Monumental de Núñez. Marcelo Gallardo se armó de paciencia, sabía lo que sus jugadores podían hacer, y así fue. River Plate no tardó en recuperar la brújula, ante la furia de Juan Máximo Reynoso.

A los 18 minutos, tras una pelotera en el área arequipeña (hasta con discutible penal no cobrado), Ignacio Fernández la embocó de taquito. Sebastián Drussi también sacó provecho del desconcierto de la zaga de Melgar y volteó el marcador. La defensa peruana estaba en shock, no reaccionaban y hasta parecía que no tuvieron en cálculos la respuesta ofensiva de los argentinos.

Herrera volvió a convertirse en el héroe del cuadro mistiano con su segundo gol, sacando petróleo de un pase de Hernán Hinostroza. La esperanza se asomaba de nuevo, pero dos minutos más tarde (a los 28), Martínez Quarta colocaba el tercero. Menos de media hora de juego con un tres a dos hablaba de un cotejo muy disparado, pero eso ya no se percibía en el terreno de juego, donde River Plate era claro dominador.

Por suerte el marcador no se movería más durante la primera mitad, a pesar que cada ingreso de los de Marcelo Gallardo al área de Melgar traía zozobra, destruían las marcaciones con toques cortísimos llenos de peligro. A estas alturas, en Arequipa ni siquiera podían reclamarle al árbitro boliviano Orozco que incluso inclinó ligeramente la balanza a favor de los visitantes.

¿Juan Reynoso hizo una relectura para el segundo tiempo? Únicamente podríamos afirmar que sí por el ingreso de Carlos Ascues en vez del uruguayo Barrientos. Pero, no tuvo los resultados esperados, la defensa arequipeña continuó siendo una lágrima, con una parsimonia frustrante. A tal punto que con justicia no podríamos liquidar al arquero Diego Penny que salvó varias jugadas de gol.

Para colmo de males, Emanuel Herrera salió de la cancha lesionado. Luis García y el veterano Ysrael Zuñiga (no entiendo poner al delantero de cuatro décadas y no sumar más jugadores veloces ante un River rapidísimo) no funcionaron nunca. Drussi anotó el cuarto gol definitivo, y se plasmó un marcador que no es tan negativo para el Melgar, a pesar de sí ser una goleada, pero la diferencia pudo ser mucho más extensa.

La molestia pasa por la plantilla del Melgar, de lejos una de las más caras y mejores del Perú. No pueden jugar así en la Copa Libertadores. Siguen con vida y con chances, pues están empatados en el segundo lugar con el Emelec de Ecuador. Pero la actitud tiene que cambiar, los planteamientos ser más realistas. Y, levantar el juego defensivo. No sólo por Arequipa, sino por todo el Perú que urge de triunfos internacionales.

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: