Anuncios

Alianza Lima empata con Independiente en Argentina: Leao Butrón impresiona en la Sudamericana


Hablar de respetar las esencias en el estilo de juego de un equipo, es un concepto desfasado y típico de aquellos “filósofos del fútbol” que saben más de derrotas que de sumar puntos. Alianza Lima este 4 de abril jugaba de visita contra el Independiente de Avellaneda, un partido complicado por donde se le analice, hasta con el arbitraje fallido del juez chileno Patricio Polic. Pero, los íntimos fueron muy solidarios en la marca.

Leao Butrón, a los 40 años de edad, jugó 90 minutos impecable, siempre bien ubicado, seguro de manos, tranquilo. No voy a negar, y lo había señalado en una columna previa al partido, que tenía mis dudas sobre el guardavalla. Suele atajar de manera extraordinaria, pero es raro que termine un cotejo con el arco en cero. En Avellaneda hasta le tapó un penal a Emmanuel Gigliotti (a los 18 minutos), un penal mal cobrado por Polic.

Seguramente, los de Independiente de Avellaneda dirán que el árbitro los perjudicó, por no sacar un par de tarjetas rojas a Luis Ramírez y Germán Pacheco, pero muchas faltas de los argentinos ni siquiera eran piteadas. Un jugador aliancista podía estar tirado en la cancha y el referí Polic no paraba la jugada. Incluso se cruzaba evitando salidas rápidas de los aliancistas. La verdad bajísimo el nivel del juez.

Independiente mandó en el gramado del Libertadores de América, esto era previsible dadas las circunstancias. Alianza Lima hizo lo inteligente en torneos internacionales, aguantar defensivamente, tentar algunas jugadas de ataque que no tuvieron mayor suerte (en una Alejandro Hohberg estuvo cerca de anotar tras gran pase de Pacheco). En un tiro libre de Luis Aguiar, el portero Campaña logró desviar la pelota con gran dificultad.

Pablo Bengoechea demuestra que le va tomando la manija a Alianza Lima, no sólo en el Torneo de Verano donde anda en los primeros lugares de su grupo, sino yendo a la Argentina y logrando sumar en esa plaza difícil, en su debut en la Copa Sudamericana. Ya en Lima, el 31 de mayo, deberá pensar un poco más en sentido ofensivo, hay tiempo (dos meses), hay localía y hay material humano comprometido.

Y es que compromiso es lo que se vio en todos los jugadores de Alianza, con desempeños mejores y regulares, a Paolo De La Haza habría que calmarlo un poco en las faltas. A Ramírez no le digo nada, mientras está en el terreno de juego lo deja todo. El buen orden defensivo de Alianza Lima desesperó a los rivales, los volvió erráticos y literalmente enloqueció al técnico Ariel Holan. Tanta fue su furia que especuló con un complot al prenderse inoportunamente los aspersores en el minuto 91, se olvidó que se jugaba en su estadio.

Vuelvo a la premisa inicial, en el fútbol actual hablar de esencias de juego, estilos predeterminados, filosofías de camiseta, son absurdos. Le das ventaja al rival. Jugar un partido quimboso a Alianza Lima le pudo haber costado una derrota en Argentina, hoy Independiente se fue frustrado a los camarines, Alianza se retiró sabedores de haber realizado una buena tarea y conscientes que el guión debe tener sus variantes en ataque para el cotejo de vuelta en Lima.

Como a todo equipo peruano que suma en un torneo internacional, ninguno de los actuales participantes en la Copa Sudamericana lo había logrado, nos alegra. Pues, fuera del Perú todos debemos ser uno, un empate en Argentina ante el Rey de Copas Independiente de Avellaneda es un buen resultado, así que: ¡Viva Alianza Lima! ¡Viva el Perú!

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: