Anuncios

John F. Kennedy: Los motivos para matar a un Presidente


Oficialmente, los Estados Unidos aceptan que Lee Harvey Oswald (1939/1963) es el asesino del Presidente John F. Kennedy. Extraoficialmente, y a pesar que no se publican encuestas sobre el “verdadero asesino”, pocos estadounidenses deben tener la inocencia de pensar que esta versión es cierta. Año a año, simplemente van dejando en el olvido que a Kennedy lo mató el propio gobierno norteamericano.

¿Por qué Lee Harvey Oswald no pudo ser el real homicida de John F. Kennedy? El primer motivo es la imposibilidad que un solo hombre pudiera haber realizado los tres disparos contra la comitiva presidencial en Dallas. El primer proyectil falla clamorosamente y explica como el espectador James Tague fue herido. La segunda bala es catalogada como “mágica” por la Comisión Warren (que congregó el gobierno de Lyndon Johnson para investigar el magnicidio), pues había herido al gobernador de Texas John Bowden Connally Jr. (en el pecho y la muñeca), y antes habría atravesado la garganta de Kennedy. Para hacer “realista” esta versión se “acepta” que el disparo fue capaz de atravesar varias capas de ropa, pero rebotó en un nudo de corbata. Esta bala de rifle fue ubicada en la camilla de Connally en el Hospital Parkland de Dallas (donde también llegó el cuerpo de Kennedy) y es clave para acusar a Oswald.

El tercer disparo de Lee Harvey Oswald dio en la cabeza del Presidente Kennedy asesinándolo. El fusil de cerrojo Carcano M91/38 de fabricación italiana, con mira telescópica, con el que contaba Oswald no era un arma de gran categoría. Para matar a Kennedy, debió haber disparado cada 2.3 segundos, diversos francotiradores expertos han intentado llevar a cabo esta secuencia de balazos con éxito y no lo lograron. Sin embargo, la Comisión Warren acepta que un tirador inexperto como Oswald sí lo logró.

Este motivo y otros tantos, como los testigos que declararon haber escuchado entre 6 u 8 disparos y ver gente no identificada escapar corriendo, avalarían que a John F. Kennedy lo emboscaron en un cruce de calles, desde unas tres direcciones distintas (para llegar a estas conclusiones basta ver la muy interesante película de Oliver Stone JFK – 1991). Otro detalle revelador es el posterior asesinato de Oswald por Jack Ruby, apenas dos días después del magnicidio de Kennedy. Al homicida de un Presidente se le disparó mortalmente a la vista y paciencia de la prensa y de la policía de Dallas, dejando pasar a Ruby a través del gentío hasta ponerse frente a frente con Lee Harvey Oswald.

Todo esto lleva a la versión más difundida y más aceptada que fue la Agencia Central de Inteligencia o CIA la que planificó el homicidio de Kennedy. Muchos todavía creen que estos organismos de defensa internacional, como la propia CIA, el Mossad, la ex KGB o el MI6 son “románticos semilleros de espías”, cuando realmente han llevado a cabo gran cantidad de asesinatos en diversos países del mundo. El motivo de matar a su propio Presidente, para la CIA, era la posición internacional de John F. Kennedy frente al comunismo.

¿Quién duda que la actual “bestia negra” de los Estados Unidos es el terrorismo fundamentalista musulmán? Después de las últimas medidas del actual gobernante norteamericano Donald Trump sería ingenuo negarlo. En las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial la batalla era contra el comunismo y el socialismo, representado por la ex Unión Soviética y sus países satélites (sobretodo Cuba). A ese momento histórico se le denomina como “Guerra Fría”.

Asesinar a Fidel Castro, dictador cubano y socio de la Unión Soviética, era una misión extraoficial de los Estados Unidos que intentó cometer varias veces. El fiasco de Bahía de Cochinos (abril de 1961) fue el fruto de un intento contrarrevolucionario que llevarían exiliados cubanos, con entrenamiento de la CIA y apoyo militar estadounidense, todo herencia del gobierno del antecesor de Kennedy, el ex héroe de guerra Dwight Eisenhower. JFK negó la autorización a las tropas norteamericanas de participar de este intento de invasión a Cuba.

Asimismo, John F. Kennedy logró evitar la Tercera Guerra Mundial en octubre de 1962 al concluir exitosamente la Crisis de los Misiles (la Unión Soviética envió misiles nucleares a Cuba, a 2445 km de los Estados Unidos), los estadounidenses desplegaron también su arsenal nuclear y ante la expectación horrorizada de la humanidad se vivió una disputa de poderes que terminó en lo que la mayoría deseaba, un trato entre Kennedy y el Primer Ministro soviético Nikita Jruschov.

Kennedy tampoco quería sumarse al conflicto asiático entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur (proféticamente previó lo que sería esa guerra para los Estados Unidos). La lucha de los EEUU de Kennedy contra el comunismo no incluía un conflicto bélico y mucho menos la Tercera Guerra Mundial, aunque sí fue tajante en la búsqueda de espías, sin llegar a los extremos de la “cacería de brujas” de los años 50.

A lo ojos del mundo, John F. Kennedy era la oportunidad de los Estados Unidos de embarcarse en una era de prosperidad, donde los temas como los derechos civiles y el combate al racismo cobraran protagonismo. A los ojos de los jerarcas militares y millonarios empresarios (muchos de ellos del Sur de EEUU) Kennedy era un objetor al negocio de la guerra, una ficha que debía ser sacada del tablero, un Presidente para asesinar.

El siguiente domingo veremos con mayor atención el supuesto plan de la CIA para matar a John F. Kennedy, las otras hipótesis de este magnicidio y las consecuencias del asesinato presidencial que dio rienda suelta a la corrupción de la era Nixon, a la guerra con Vietnam, y revisaremos el papel del ex jefe y fundador de la CIA Allen Dulles, principal sospechoso de haber ordenado la muerte de Kennedy.

Anuncios
Categorías:Derechos Humanos, KennedyEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: