Anuncios

Perú empata con Venezuela, pero perdió un tiempo y goles


Hubiera sido un partido de “película”, como redactor esperaba ese gol del triunfo para Perú que permitiera pintar el partido con los elementos propios de una gesta cinematográfica. Un inicio pésimo, donde salimos vapuleados, y un cambio de actitud dramático, emparejando el marcador en una segunda parte y dejando esa sensación de que pudimos ganarlo. Claro, el dos a dos no da para una película, sólo una estadística no muy positiva para los peruanos que con 15 unidades quedamos lejos del quinto puesto de las Eliminatorias a Rusia 2018.

Se vivió el encuentro de Maturín (Venezuela) en dos tiempos muy marcados, y esa es la mejor forma de analizarlo. Una primera mitad donde Perú salió a ser una sombra en el gramado. Venezuela necesitaba un rival que les hiciera un fútbol tímido, errático, con una defensa endeble y el ataque descoordinado. Venezuela necesitaba al Perú que se les enfrentó en los 45 iniciales, y con autoridad anotó dos tantos que le pusieron en ventaja.

Ricardo Gareca se movía como un “Tigre enjaulado” revelando que Perú no hacía lo convenido para enfrentar a Venezuela. Paolo Guerrero demostraba la razón que no le da la talla del eterno goleador en Flamengo, en el área siempre tomó la decisión equivocada (en esa primera mitad). Christian Cueva tampoco fue la figura que viene siendo en Sao Paulo, en la cancha mojada de Maturín no supo plasmar su juego.

La defensa peruana fue una lágrima, desde un arquero como Pedro Gallese que manoteó sin poder contener el disparo (previsible) de Rómulo Otero, a los 39 minutos. Ya antes se había notado una zaga que mostró la razón que debería reforzar la idea de no convocar a jugadores que no pasan por un buen momento, Alberto Rodríguez y Christian Ramos no estaban para este partido, aún en la fracción complementaria no dieron seguridad, y otorgaron libertades en el primer gol de Mikel Villanueva (23 minutos).

El segundo tiempo fue una historia muy distinta, al parecer Perú encontró en el vestuario ese corazón que estuvo extraviado durante la primera mitad. Desde el arranque (no había transcurrido ni un minuto), una jugada colectiva entre Edison Flores, Christian Cueva (el único aporte eficaz de la estrella del Sao Paulo) y André Carrillo descontó el marcador. A los 63 minutos, la cabeza de Paolo Guerrero levantó a un país entero al marcar la paridad.

Desde ese momento, el dominio de Perú se hizo claro, pero aparecieron los errores en los últimos metros. Al DT Ricardo Gareca se le puede reprochar poco de los cambios, pues Raúl Ruidíaz entró a aportar y dio pases que fueron desperdiciados por sus compañeros. Sergio Peña pudo ser el héroe al final del partido con un disparo desde fuera del área que por poco entra al arco llanero. Y Pedro Aquino refrescó con acierto la mitad de la cancha.

El empate peruano suena a poco debido a esa recuperación en el segundo tiempo, por ese gol que un habilitado Christian Cueva marra de cabeza. Suena a poco por haber regalado un tiempo a Venezuela que desnudó las peores falencias del equipo de Gareca. Suena a poco pues necesitábamos con urgencia ganar, no empatar, este partido para seguir soñando con ir a Rusia. Por ello quizás, a algunos no les suene un ¡Arriba Perú! Pero este periodista muere en su ley y grita hoy y siempre:

¡Arriba Perú!

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: