Anuncios

Dinastía: Primero Dallas y ahora esta serie regresan a la TV


Cuando se agotan las ideas, el último recurso es la resurrección de proyectos pasados. Esa parece ser una máxima televisiva en los últimos tiempos (donde se habla de más de 32 reboots: MacGyver, Los Magníficos, Hechizada, El Gran Héroe Americano o Súper Héroe por accidente, Gilmore Girls, Full House, Xena: Princesa Guerrera y un largo, largo etcétera). Ahora es el turno de la melodramática Dinastía.

Dinastía o Dinasty se creó en la época de auge de los dramas sobre familias millonarias que se sacaban los ojos en la TV. La gran iniciadora de este ciclo (que arrasaba con los Emmys y los Globos de Oro) era Dallas. Junto a ellas aparecieron otras series de gran suceso como Falcon Crest (con Lorenzo Lamas) y Vecinos y Amigos (Knots Landing, spin-off de Dallas).

Uno de los aspectos que distinguió a Dinastía de Dallas fue ser más atrevida. Las escenas era más candentes (claro, hoy no son nada, pero para los 80 eran fuertes). Además se atrevieron a tocar el tema de la homosexualidad, Steven Carrington (Al Corley) se enfrentaba a la intolerancia de su padre Blake Carrington (el recordado John Forsythe). En esa era la palabra gay era un tema tabú.

En el 2012, TNT sorprendió lanzando la secuela de Dallas, en este caso no era un reboot (que implica una nueva serie basada en la anterior), sino la continuación del argumento original (que se prolongó desde 1978 hasta 1991). Reaparecían los hermanos Ewing: Bobby (Patrick Duffy) y JR (Larry Hagman). Justamente, este último fue la fórmula del éxito de este retorno a la TV. Al punto que con tan sólo unas escenas, el travieso e inescrupuloso JR Ewing cosechaba altos índices de ráting.

Tras la primera temporada y una vez firmada la renovación contractual con Larry Hagman, se pactaron dos temporadas más. Desgraciadamente, el destino no tiene favoritos, Hagman moriría ese mismo 2012. Con algunas escenas grabadas con JR Ewing, se extendió hasta media temporada la serie para su fallecimiento y sepelio en la trama. Algo muy parecido a lo sucedido con el patriarca original de los Ewing, Jock (Jim Davis, que murió en 1982).

Sin JR Ewing la cosa no anduvo bien, se filmó una tercera temporada (de corta duración) sólo para cumplir con el resto del elenco. E, incluso los productores intentaron demandar a la esposa de Hagman por incumplimiento de contrato (como si la muerte fuera causada a adrede). Al final ese despropósito no continuó y el regreso de Dallas tan sólo se transformó en tres años (uno más que el de V: Invasión Extraterrestre).

En Dinastía se anuncia que la nueva serie “tendrá un 1 por ciento de lujo y brillo, mientras expone el lado más oscuro de la historia”. La idea es contar la tensa relación entre la hija de los Carrington, Fallon (que en la serie original fue interpretada por dos actrices: Pamela Sue Martin y Emma Samms) y su madrastra Cristal (antes personificada por la rubia Linda Evans y ahora será una mujer latina).

Para Dallas el regreso del villano fue preponderante, ¿En esta nueva versión de Dinastía y se hará algún cameo a la octogenaria Joan Collins? Su rol de Alexis era de lo más popular en los 80, sus peleas con Linda Evans eran lo que ahora llamaríamos tendencia. La otra pregunta es ¿Estas series siguen teniendo éxito? Bueno Gossip Girl y The OC parecen demostrar que sí (justamente Warner Channel han confiado en los creadores de estos shows para la Dinastía del Siglo XXI).

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: