Anuncios

Un camino a casa o Lion (comentario de cine): Drama indio pugna por el Oscar


No tiene mayores posibilidades de ganar el Oscar este domingo 26 de febrero, pero Un camino a casa (Lion, por su título en inglés) es una cinta que conmueve y entretiene. A los que superamos los 40 años nos recuerda al dibujo animado de Marco por la obstinación del pequeño Saroo por encontrar a su madre y hermano en la inmensidad del sub continente de la India.

De ahí tendríamos que partir este análisis cinematográfico, del niño perdido. Sunny Pawar es un pequeño de apenas ocho años de edad que nos roba el corazón. A mi gusto personal cumple una muy buena actuación (que no es reconocida con una nominación de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas) pero que indudablemente será parte de la ceremonia, seguro esperando que se robe el show tal como pasó el 2016 con Jacob Tremblay (La habitación).

Él que sí fue nominado a Mejor actor de reparto es Dev Patel, el actor indio que viene dando la hora desde hace ya varios años (protagonista de la ganadora del Oscar Slumdog Millionaire / 2008, El exótico Hotel Marigold / 2011 o la reciente El hombre que conocía el infinito / 2015). Patel interpreta al Saroo adulto, en un cuadro que a este columnista no llega a convencer del todo, un hombre dubitativo al extremo, pero con esa clara realidad partida legada por una búsqueda materna inconclusa.

Las referencias cinematográficas de Un camino a casa serían justamente Slumdog Millionaire, por reflejar la miseria de las calles de Calcuta y de La India en general, desde la perspectiva de un niño. Y, la recordada película de Steven Spielberg El imperio del sol (1987) donde un niño Christian Bale (el Batman de Christopher Nolan) debe buscar a sus padres en medio de la China de la Segunda Guerra Mundial.

Destaca, también, la nominación a Mejor actriz de reparto de la galardonada Nicole Kidman (Moulin Rouge / 2011 y Las horas / 2002 con que ganó un Oscar), en el rol de la madre que adopta a Saroo. Como siempre, Nicole concreta una eficaz interpretación donde confluyen la figura materna y la angustia al ver la tortura que rodea a su hijo, al que percibe alejándose de su entorno.

Dos aspectos necesarios a resaltar, se trata de una historia de la vida real que además hace campaña para reunir familias en la India (de ahí el interés genuinamente humano de Lion). Además, vemos en acción las bondades de un recurso tecnológico como Google Earth con un fin mucho más altruista que espiar a nuestros vecinos. Estos puntos dan mayor gravitación a Un camino a casa.

La película es entretenida y humana, con eso basta y sobra para recomendarla. Contando las horas para el Oscar, hoy (jueves 23 de febrero) se estrenan en Lima dos filmes más en competencia por la estatuilla dorada (Un camino a casa y Manchester frente al mar). Sólo resta el debut de Barreras, que igual comentaremos mañana para completar las nueve nominadas al premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: