Anuncios

Manchester frente al mar (Comentario de cine): Filme muy humano que puede llevarse el Oscar


Todo parece pronosticar que La La Land se erigirá ganadora en la noche del Oscar (este domingo 26 de febrero), pero la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ha dado en los últimos años “sorpresas de último minuto”, dejando de lado ganadores cantados como fue Momentos de una vida (Boyhood) por Birdman. Siguiendo esa fórmula, Manchester frente al mar (Manchester by the Sea) podría llevarse la estatuilla a Mejor Película.

Para los que prefieren un filme sobre relaciones familiares, intensos secretos y buenísimas actuaciones. Manchester frente al mar cumple con esos atributos, personajes torturados por tragedias del pasado con fortísimas cargas emocionales siempre han gozado de preferencias por la Academia, y el retrato del atormentado fontanero Lee Chandler no podría ser mejor interpretado que lo hecho por Casey Affleck.

El hermano menor de Ben Affleck hace rato lo superó, con actuaciones como la de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o Desapareció una noche (ambas del 2007) se muestra como un intérprete solvente, capaz de generar emociones sin caer en exageraciones, más parecido al Matt Damon de En busca del destino que a la actuación de su hermano en ese mismo filme. Quizás por ello, a Ben lo vemos en filmes como Batman v Superman: Dawn of the Justice o El contador.

La revelación de Manchester frente al mar (Manchester by the Sea) la otorga la performance de Lucas Hedges como el sobrino adolescente de Lee Chandler, que debe afrontar la muerte de su padre y la extraña voluntad paternal de quedar a cargo de su tío. En muchos aspectos, Patrick (el personaje de Hedges) resulta bastante más entero que su tío Lee.

Tampoco podemos pasar por alto la presencia de Michelle Williams, que coloca el aporte femenino en Manchester frente al mar. Se trata de una actuación corta pero bien elaborada (como las que suele ofrecernos la actriz de Mi semana con Marilyn e Isla siniestra). Nuevamente va en un rol fracturado por la vida, que se niega a dejar atrás el pasado y aceptar la felicidad de una nueva oportunidad.

Ahí estriba la fuerza argumental de Manchester frente al mar, la resistencia a seguir viviendo, siendo la ola contraria el joven Patrick que a pesar de estar viviendo una profunda perdida en ese momento, todavía ve un futuro con esperanzas para él. El oleaje de esa localidad de Nueva Inglaterra es más que un mero escenario para el filme, es precisamente la metáfora para la historia que vemos en pantalla.

Manchester frente al mar compite en varias categorías, donde sobresalen tres nominaciones actorales (Affleck, Hedges y Williams), al director Kenneth Lonergan y a la propia cinta. Si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas no se deja deslumbrar por la favorita del público, La La Land, quizás tenga el buen tino de apuntar a Manchester frente al mar.

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: