Anuncios

Moonlight (Comentario de cine): Racismo, homosexualidad y pandillas


Moonlight (o Luz de luna, en español) es una película vibrante de emociones y contenido humano, el relato que expone esa tenue frontera entre la inocencia y la delincuencia. Sin excesos visuales nos encontramos ante una producción que no se amilana al abordar temas como la homosexualidad, el racismo, las pandillas, las deficiencias de la educación primaria y secundaria (bachillerato o High School).

La niñez, adolescencia y juventud del protagonista (un muchacho afroamericano), que debe ocultar su homosexualidad en un universo estudiantil violento y prejuicioso nos recuerda que las agresiones ante las minorías son todavía una crisis latente. Nos queda claro que para Chiron, Little o Terrence (interpretado por los actores Alex R. Hibbert / niño, Ashton Sanders / adolescente y Shariff Earp / joven) la vida no resulta nada sencilla.

Es hijo de una drogadicta que se prostituye (excelente la nominada al Oscar Naomie Harris), y por eso huye en busca de la soledad. Sin embargo, tal y como muchas veces sucede en la vida, será un delincuente (narcotraficante) quién le dará cobijo, en este rol destaca el actor Mahershala Ali (House of Cards y el boom de Netflix/Marvel, Luke Cage). Él se volverá en una suerte de figura paternal.

En Luz de luna (Moonlight) podemos descubrir rasgos de otra película del mismo corte que sorprendió a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas hace unos años: Precious (2009). Dicho filme contaba con temas afines a esta nueva propuesta cinematográfica, una adolescente afroamericana cuyo principal enemigo no era la discriminación racial, sino las burlas al sobrepeso, o en Luz de luna la homosexualidad.

¿Qué diferencia a Luz de luna de, por ejemplo, El secreto de la montaña (Brokeback Mountain / 2005)? No sólo se trata del color de piel, que ya de por si es un tema sensible (que este año protagoniza las nominaciones al Oscar tras un 2016 sin candidatos de color), es una profundidad más intensa en el ser gay de estos días, en que se habla de libertad sexual, pero donde aún hay varios vacíos.

Con todo lo ya dicho, debería quedar claro que Luz de luna (Moonlight) no es una de esas cintas que transcurre sin mayor trascendencia para el espectador. Algo te debería generar, y en ese punto depende mucho de cuáles son las posturas que uno tiene sobre los polémicos temas ya mencionados. En la opinión personal de este periodista, el sétimo arte no debe circunscribirse al mero entretenimiento, de vez en cuando nos ha de proponer algo más desafiante.

De las películas nominadas al Oscar, Moonlight es la que más nos revuelve las ideas, más horizontes descubre y mayores límites transgrede, aunque el respeto visual al espectador está presente durante todo el filme. Incluso la escena gay es tocada con mucho respeto, y se trata más de la insinuación a un beso. Aquí la polémica está en las ideas, el conservadurismo frente a una realidad que ya no se puede ir camuflando.

El tema de las pandillas es otro punto fuerte, en el Perú muchas veces nos preguntamos ¿cómo surgen las barras bravas? (una forma de pandillaje vinculado al fútbol), Luz de luna denuncia las raíces de este rechazo a las normas propuestas por la sociedad, que para un gran sector de la juventud es más hipócrita que nunca. A ir al cine y pensar bastante.

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: