Anuncios

La La Land (Comentario de cine): El musical que arrasa con los premios


La La Land: La ciudad de las estrellas por fin llega a los cines peruanos, y seguramente arrasará con la taquilla. Los siete Globos de Oro que ganara hace un par de semanas, estableciendo un record en dicha premiación, y otros premios como el Critics’ Choice Movie Award, avalan a este emotivo y romántico musical. Lo primero que tendríamos que decir es que no se trata de un filme complejo, es una historia de amor simple con un marco clásico del género.

No sigue la línea del Moulin Rouge de Baz Luhrmann, con su revolucionaria puesta en escena, ni el impresionante marco histórico de Los Miserables. La La Land es como si viéramos una película del Hollywood de la época dorada, con un relato de sueños e ilusiones dentro de la llamada Meca del Cine. Aunque está ubicado en la actualidad, bien pudo haberlo estado en los años 20, o 50. Es decir, es atemporal.

Es importante remarcar que La La Land es una película musical, y no una recatafila de canciones y números musicales que subordinan la historia. Eso que se volvió saturante en Mamma Mia! o en la peruana Locos de amor. Aquí hay argumento, actuaciones, drama (no la veo como comedia, algo que muchos esperan). Claro que la parte musical es pura magia cinemera.

Un mérito del cineasta Damien Chazelle (director de la intensa Whiplash: Música y obsesión) es crear una banda sonora no con éxitos y ritmos contemporáneos, sino con jazz clásico. Un jazz melancólico que encaja a la perfección con el guión, y plasma un repertorio que se ha vuelto tendencia entre los amantes del sétimo arte y la música. Seguro más de uno va a salir de la sala de cine a buscar el CD.

La La Land cuenta con el protagonismo de dos muy buenos intérpretes: Ryan Gosling y Emma Stone. La dupla que despliega química tanto en las escenas románticas (con su tono dramático incluido), como en los bailes e interpretaciones a dúo. No sé si con esto baste para que sean nominados a los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, según se ha adelantado hay muchas actuaciones de peso este año. Pero, sí podría adelantar que el público los va a querer en competencia.

Pues, justamente, eso es La La Land: un filme entrañable. Que nos invita a soñar, a unirnos a la propuesta musical, a escapar de una realidad de violencia y temor (que el cine suele reflejar eficazmente). Este columnista asume que esa es, precisamente, la fórmula del éxito de un fenómeno musical que nos regresa a las raíces de un cine que muchas veces pensamos: “es cosa del pasado”.

De actuaciones secundarias, poco o nada hay que decir. La presencia más notoria es la del veterano J. K. Simmons (recordado por su intensa actuación en Whiplash, que le mereció un Oscar al Mejor actor secundario). Pero Simmons no es explotado en La La Land, aparece muy poco y en un rol que realmente no trasciende. Con Gosling y Stone es suficiente para disfrutar la cinta.

¿La La Land será nominada al Oscar este 24 de enero? Bueno, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas muchas veces da sorpresas, pero no incluirla podría ser un golpe para el espectador y hasta causar una seria deserción entre le teleaudiencia. De ahí a ganar el Oscar es otro cantar. Lo que sí podemos recomendar es ir a ver La La Land, si se puede en pareja es mucho mejor.

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: