Anuncios

Los técnicos en el Perú no pueden tener “camiseta”


Las frases de José Guillermo del Solar volvieron a tener eco en las redes sociales y en las sensibilidades de los hinchas del equipo con que siempre se identificó como jugador: Universitario de Deportes. El flamante técnico de la versión 2017 de Sporting Cristal afirmó que se pone la “camiseta” del club que le toca dirigir. Algo que no sólo resulta obvio en un entrenador profesional, sino hasta ético.

Un Director Técnico no es un futbolista, aunque lo haya sido en el pasado. El jugador de fútbol puede ser responsabilizado de algún error en un partido clave, pero el entrenador muchas veces es el “sacrificado”. En el Perú, son contados los casos de los estrategas que terminan su contrato, si bien es cierto Universitario de Deportes y Sporting Cristal mantuvieron su comando técnico todo el año pasado, en otras ocasiones han sido drásticos.

Claro, también es justo reconocer que esta conducta, en Cristal, ya tiene unos años instalada. Roberto Mosquera fue el último despedido en un año en curso, el 2013, después los vínculos contractuales de los argentinos Daniel Ahmed y Mariano Soso sí fueron respetados. El Melgar de Arequipa ha blindado a Juan Reynoso durante ya tres años.

Pero, respetar procesos, es aún una costumbre incipiente en el fútbol peruano. La guillotina parece estar siempre presta a cortar la cabeza del comando técnico de turno. Es más, en el mejor de los casos un entrenador no suele quedarse en un club por más de tres años, no existen ejemplos como los de Alex Fergurson (DT del Manchester United durante más de 25 años) o Arsene Wenger (con 20 años en el Arsenal).

Con esos datos, ¿alguien puede conscientemente exigir fidelidad a un club por parte de un entrenador? Más aún si entendemos que en el Perú existen como máximo seis equipos con reales posibilidades de ser campeones, y entre ellos tres tienen una sembrada rivalidad. Asimismo, la figura de ex futbolistas peruanos (jóvenes, con edades circundantes a los 50 años) a cargo de los clubes es prácticamente institucionalizada.

Sin movernos de Universitario de Deportes, tendrían que regañar de su propio DT. Roberto Chale dirigió a Alianza Lima, el clásico rival de los estudiantiles, en el 2005. El Barcelona de España tiene en su banco a Luis Enrique, que vistió los colores del Real Madrid y el Barza en sus años de futbolista. Hoy, la “camiseta” con las justas se les puede exigir a algunos jugadores.

Un avance positivo, es la notoria mayoría de entrenadores peruanos dentro del torneo. De 16 equipos participantes, este 2017, sólo seis escogieron confiar en estrategas foráneos, entre ellos destacan Alianza Lima con Pablo Bengoechea, Deportivo Municipal y Sport Huancayo, que tras buenas campañas en el 2016, renovaron a Marcelo Grioni y Diego Umaña.

Otro “plus” es el aval a jóvenes técnicos nacionales como Carlos Silvestri (Academia Cantolao) y Francisco Melgar (Ayacucho FC). También tenemos el regreso de tradicionales profesores como Julio César Uribe (Unión Comercio), Wilmar Valencia (Juan Aurich) y Franco Navarro (que desde el año pasado permanece en el UTC de Cajamarca). La Universidad San Martín ha dejado al equipo en manos del otrora asistente técnico Orlando Lavalle. La cereza del pastel, la emigración al fútbol boliviano de Roberto Mosquera y Freddy García. Buena suerte a todos, y que no tengan que decir la frase del Chavo del 8: “es que no me tienen paciencia”.

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: