Anuncios

Bruce Lee y su absurda pelea con el Robin de los 60 (Burt Ward)


Si uno habla de peleas y Bruce Lee, vienen a la mente sus memorables enfrentamientos con Chuck Norris en El regreso del dragón (Way of the Dragon / 1972) o el basquetbolista Kareem Abdul-Jabbar en El juego de la muerte (Game of the Death / 1978). Pocos recuerdan, o quieren recordar, la impronta que Lee tuvo que aceptar al toparse contra el Robin de la serie sesentera Batman (Burt Ward, el compañero adolescente de Adam West).

Bruce Lee no sólo debía medirse con uno de los personajes más ridículos de la baticonografía, acusado (sin razón) hasta de ser homosexual (lo cual, por otro lado, no tendría nada de malo), sino que debía “tragarse el sapo” de empatar dicha justa. Sin embargo, la paridad ya fue un logro para el actor norteamericano (de ascendencia china), ya que la premisa original señalaba que debía perder ante Robin (Burt Ward).

Kato (Bruce Lee), el compañero del Avispón Verde (Green Hornet / Van Williams), mostraba sus habilidades en artes marciales en cada episodio de dicha serial. En el crossover con la más popular Batman, titulado The Spell of Tut, tanto los paladines protagónicos como sus ayudantes deberían tener una breve pelea. Por ello, a Kato le tocaba agarrarse a patadas (por el lado de Lee) y a disfuerzos (por la parte de Burt Ward).

Según dice la leyenda tras esa escena de pelea, Bruce Lee se pasaba los ensayos mascullando y lanzándole miradas fulminantes a Burt Ward, lo que ocasionó según Adam West (Batman) un pánico total por parte del joven actor. Ciertamente, en el duelo Bruce aparece cómodo, dando las patadas que caracterizaban a Kato e insinuaban el futuro fílmico del artista marcial. En cambio, Ward parecía al punto del llanto.

A pesar del empate, queda plasmada la gran superioridad de Bruce Lee, que indudablemente pudo haberle propinado un castigo severo no sólo a Robin, sino también a Batman y al propio Avispón Verde. Sin embargo, los fanáticos (que no eran tantos) de la serie Green Hornet se sintieron frustrados por la ridícula situación de Lee. Lo cierto es que Hollywood y la TV tienen esas cosas.

Hay que tener en cuenta que Bruce Lee sufría de racismo e intolerancia en sus Estados Unidos natales, sobretodo en la década de los 60. En aquellos tiempos un hombre de rasgos orientales rara vez lograba un personaje trascedente, es decir un chino calzaba para ser empleado de una lavandería, o un camarero. Un papel más protagónico lo hacía un blanco disfrazado de chino, como Christopher Lee en la serie de películas de Fu Manchú.

Incluso, Bruce Lee, tras su paso por el Avispón Verde y otras producciones televisivas como Ironside, ideó un proyecto para una serie sobre un chino que escapaba de su país para refugiarse en el lejano oeste de los EEUU. ¿Le suena familiar? Es la trama de la serie Kung Fu, donde Lee apuntaba al rol principal, pero fue rechazado “por ser demasiado chino para hacer de chino”. En su lugar se contrató a David Carradine.

Dicho maltrato fue el providencial detonante para que Bruce Lee emigrara a China, donde gozaba de gran popularidad justamente por haber sido Kato y aparecer pateando a Robin. Fue en el país oriental donde la leyenda de Bruce Lee se erigió con cintas como El gran maestro y Cincos dedos de furia. ¿Qué hubiera pasado de negarse a pelear con Burt Ward? Ese sí que es un misterio.

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: