Anuncios

Tragedia en Tultepec (México): Incendio mortal en mercado de pirotécnicos


El año 2001, precisamente el 29 de diciembre, se vivió en Lima (Perú) un dantesco incendio en el mercado de Mesa Redonda, donde fallecieron 277 personas. Esa tragedia marcó al país y se pensó que los famosos “juegos” pirotécnicos desaparecerían del comercio limeño permanentemente. No fue así. Este 20 de diciembre, en la localidad de Tultepec (México) se vive otro drama.

Si bien el cálculo de víctimas mortales es hasta ahora mucho menor que el del siniestro peruano, se habla de 29 personas fallecidas (que podrían subir a más en las próximas horas), igual el dolor de los familiares de estos seres humanos previo a las fiestas navideñas y de fin de año debe ser inconmensurable. Hasta el momento se reporta un centenar de desaparecidos, lo que podría desatar en una tragedia cada vez más mayor.

El uso de los pirotécnicos, conocidos en el Perú como cohetones, es muy popular. La venta muchas veces es tremendamente informal, incluso niños suelen ser los expendedores y también las víctimas al prender estos artefactos varias veces mortales. Los hospitales suelen recibir a personas con dedos mutilados por las explosiones, graves quemaduras y también a aquellos que desgraciadamente mueren.

Todo ello sin contar incendios como el acontecido en Tultepec (México). Ya nos hemos referido a la tragedia de Mesa Redonda, en un muestreo rápido de noticias en Google vamos a enterarnos de otras realidades alarmantes que incluyen a Galicia (España), donde aún se discute una normativa legal que restringe la venta de pirotécnicos. En Huancayo (Perú), donde se informa que un 50% de incendios son causados por estos artificios.

O el incendio del 2004 en la discoteca cordobesa (Argentina) Cromañón, donde murieron 194 personas al haberse lanzado una bengala. En Rio Grande do Sul (Brasil) fallecieron 239 el año 2013, también en una discoteca de nombre Kiss. Es considerado el mayor siniestro de los últimos años. En Lima, coincidentemente el mismo año del drama de Mesa Redonda, se vivió el drama de la discoteca Utopía (en un centro comercial exclusivo, el Jockey Plaza) donde perecieron 29 jóvenes. Todas estas desgracias originadas por pirotécnicos.

La fiesta, la celebración, la alegría mezclados con la negligencia de organizadores y mercaderes, la inacción de las autoridades pertinentes y la propia culpa de los consumidores se transforman en desgracias. Dramas que vemos repetirse continuamente en un pasar de imágenes terribles, que luego parecen ser olvidadas sólo para volver a caer en las mismas irresponsabilidades.

En esta columna, no sólo pido que el número de víctimas en Tultepec (México) no se incremente más, no sólo ruego que no haya otros incendios causados por pirotécnicos en otras ciudades, principalmente exhorto para que aprendamos de una vez de estos errores que pudieron evitarse. Para que encontremos otras formas de diversión, para tomar conciencia que avivamos un fuego que cobra vidas, ya paremos esto.

Anuncios
Categorías:CoyunturaEtiquetas: , , , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: