Anuncios

Snowden: La visión de Oliver Stone del “hombre detrás de las filtraciones”


A ciencia cierta, no se sabe si Snowden (película de Oliver Stone estrenada en cines estadounidenses el pasado mes de setiembre/octubre pasó por Lima, o ¿Cuándo se estrenará en nuestro circuito?), pero no cabe duda que es una cinta que genera interés. Y por ello, ya se ha mostrado en diversos eventos, así este columnista pudo verla y constatar que se trata de una candidata a lo mejor del 2016.

Un caso tan polémico como el de Edward Snowden merece ser narrado eficazmente, pues es mucho lo que sabe de él y también bastante poco. Para muchos es motivo de confusión con el australiano Julian Assange (gestor de los Wikileaks) que actualmente se encuentra asilado en la Embajada de Ecuador en Londres. Su situación podría favorecerse tras un fallo positivo de la ONU en una apelación judicial.

Pero, Edward Snowden se encuentra en Rusia, protegido por Vladimir Putin, y mientras es reconocido por haber expuesto el espionaje electrónico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana y de la propia CIA, que pueden revisar cualquier diálogo (chat, Skype, correos electrónicos) emitido en Internet, también es uno de los principales objetivos de la justicia estadounidense.

Oliver Stone, un cineasta transgresor, capaz de filmar una severa biografía de George W, Bush (en momentos que todavía ejercía la Presidencia de los Estados Unidos), o de volver a poner en la palestra todas las inconsistencias del homicidio del también gobernante norteamericano John F. Kennedy, estrenó Snowden. El filme no sólo se beneficia de un caso polémico, sino que es visualmente bien logrado.

Nos introduce en las motivaciones de Edward Snowden, desde su época más idealista e idílica con la autoridad de los EEUU, hasta su posterior desencanto. Mucho de ello se consigue gracias a la buena performance de Joseph Gordon-Levitt, que no deja de ser heroico a pesar de la apariencia flemática del protagonista. Otro que cumple un rol interesante, casi de villano, es Rhys Ifans como el hombre del gobierno que instiga a Snowden a seguir adelante en su labor para los EEUU.

Queda clara la intención de Oliver Stone de poner el dedo en la llaga frente al abuso del espionaje electrónico (sobretodo al constatarse documentos que nada tienen que ver con la seguridad y la lucha contra el terrorismo ejercida en Estados Unidos tras el 11S). Uno ve la película y lo primero que te provoca es poner esparadrapo a la cámara web de tu laptop, tal como hace Edward Snowden en el filme.

También se abunda en las consecuencias recientes al final de la cinta, la (por lo menos) intención de empezar a desmantelar la red de espionaje de la NSA, aunque la confianza a nivel mundial no será recuperada tan fácilmente. Es un thriller político, pues nos pone en evidencia lo expuestos que estamos en nuestros domicilios, la facilidad con que “ojos fisgones de perfectos desconocidos” pueden captarnos en nuestra intimidad. Escalofriante.

Oliver Stone, a pesar de la polémica que levanta a su paso (como su relación con los fallecidos gobernantes Hugo Chávez y Fidel Castro, o su amistad con el criticado Nicolás Maduro), tampoco se le puede escatimar su capacidad de contarnos la historia actual. El cine no tiene que limitarse a mostrar pasajes del pasado, puede denunciar lo que está pasando en estos momentos. Snowden cumple con ello, la percepción de cada espectador puede ser a favor o en contra, pero difícilmente pasará como un relato ajeno.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos Humanos, Películas, Redes SocialesEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: