Anuncios

Ayrton Senna y su carrera hacia la inmortalidad


“Ese día llegará, puede ser hoy o dentro de cincuenta años, pero la única cosa segura es que llegará” una frase del recordado piloto de Fórmula 1 brasilero Ayrton Senna que parece predestinada a aquella carrera fatal del circuito de Imola en 1994. Una fecha que el mundo del automovilismo, los amantes de la F1 y Brasil entero recodarán como el paso a la gloria del ídolo de apenas 34 años.

Era un Gran Premio italiano que estaba ya sellado como trágico, un día antes en las previas por la pole position había muerto en la pista el austriaco Roland Ratzenberger. Los cercanos a Senna indicaron que el brasilero no estaba contento de correr el Grand Prix, pero el peso acumulado de querer retomar la competencia con éxito en la Renault lo “obligaron” a subirse a su mono plaza de Williams-Renault.

La muerte alcanzó al “hombre más veloz del mundo” en una época donde su proverbial antagonismo con el francés Alain Prost había llegado a su final y en que la figura del alemán Michael Schumacher (quien, a la postre ganaría esa carrera y el campeonato) empezaba a surgir. Para muchos aficionados, la subida sonriente al podio de Imola del teutón fue objeto de muchas críticas, hay quienes señalan que el accidente que lo mantiene postrado (esquiando en diciembre de 2013) es una especie de karma.

Sin embargo, la figura de Ayrton Senna se mantiene intacta en el deporte de los fierros, un sudamericano que no sólo rompió récords de velocidad, sino que nunca se dejó “pisar el poncho” (como se dice en Perú a aquellos que no permiten abusos). Siempre se mostró terco ante los abusos políticos de la dirigencia de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), liderada en aquellos años por el francés Jean-Marie Balestre.

Justamente, Balestre no ocultaba su afinidad con su paisano Prost, e incluso en 1989 se le descalificó a Ayrton del que hubiera sido su segundo campeonato con McLaren Honda (donde compartía equipo con su rival francés), luego de protagonizar un choque con el galo en el GP de Japón. Prost no logró regresar a la carrera, pero Senna sí lo consiguió cortando la chicane. Al brasilero se le quitó el título, lo “embolsó” Alain, para que poco después la FIA juzgara una situación similar con criterio contrario.

Otra polémica en que Senna tomó posición fue la llegada de la tecnología computarizada a la Formula 1, Williams Renault presentó las hasta ese momento insólitas suspensión activa y control de tracción con las que logró un bicampeonato en 1992 y 1993. El sudamericano cambió de escudería, de McLaren a Renault para 1994, y la FIA decidió en ese momento prohibir las citadas innovaciones. Lo que llevó a Ayrton a tomar acciones temerarias con el propósito de superar las desventajas impuestas con “nombre propio” por Balestre.

Fuera de las pistas, Ayrton Senna supo reunir el favor de la polarizada población brasilera, que se apartó momentáneamente del fútbol para adorar al ídolo de la Formula 1. El piloto venía de una familia privilegiada, pero siempre se mostró cercano y solidario con la gente más necesitada de Brasil. Para la anécdota queda su reconciliación con Alain Prost tras el retiro del galo, el europeo lo despidió en el multitudinario sepelio y además se convirtió en directivo del benéfico Instituto Ayrton Senna.

Anuncios
Categorías:Deportes, PersonajesEtiquetas: , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: