Anuncios

Colombia de fiesta: Hoy se firma la esperada paz con las FARC


Este amanecer es de esperanza para los colombianos, y para todo el mundo. Pues, nos debe dejar en claro que si la paz puede plasmarse entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el estado del país cafetero, la misma paz puede lograrse para otros frentes que en el planeta se muestran como irreconciliables. Hoy, 26 de setiembre del 2016 se hace historia viva.

Hoy, la violencia debe dejar las primeras planas de la prensa mundial para darle (aunque sea por este día) portada a la paz, a la reconciliación, a los sueños y anhelos de una nación que desde ahora se permitirá respirar aires de libertad. La Colombia que hemos conocido durante décadas esta vez se da la mano para tomar una ruta nueva, Gabriel García Márquez desde aquel paraíso de los literatos debe estar de fiesta.

Como peruano que creció en la vorágine del terror (durante los años 80 y 90) conozco un poco de este sentimiento que los colombianos del mundo empezarán a gozar. Claro, las circunstancias son diferentes y las guerrillas no se pueden comparar al terrorismo de Sendero Luminoso y el MRTA. Pero igual, la guerra entre el estado y las FARC cobraron cientos de miles de vidas y son una herida abierta en el corazón colombiano que a partir de ahora empezará a curarse.

Este proceso de reconciliación no es inmediato, pero la firma de la paz entre el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (de una tenaz labor), y el comandante de las FARC, Rodrigo LondoñoTimochenko”, es el primer paso a recorrer. Tras 52 años de enfrentamiento armado, los acuerdos logrados han convenido a ambas partes para darle forma a un nuevo modelo de la nación colombiana.

En este nuevo día, las 220 mil muertes que se sucedieron durante esta lucha armada, son las primeras homenajeadas. Un carísimo costo para un país que conocerá más de igualdad y equidad, para los hermanos colombianos que saldrán a las calles y a la Colombia profunda sin ese temor de verse víctimas de un acto de sangre. Quienes no han vivido la violencia, no pueden llegar a comprender del todo el sentimiento que embarga hoy al país latinoamericano.

En este mes, por motivo de un viaje a los Estados Unidos tuve la oportunidad de conversar y compartir con muchos hermanos colombianos, mi pensamiento está con ellos. En especial, tengo en el corazón a una gran amiga, defensora de los derechos de la mujer latinoamericana, Angélica María Rodríguez, que cree en la paz y en su país.

Que la paz en Colombia sea en abundancia, que el ejemplo de reconciliación se repita en otros lados del mundo que hoy viven la misma desesperación que experimentaron los colombianos durante tantas décadas, que los acuerdos se reafirmen este dos de octubre por el pueblo cafetero, que se respeten, que sirvan para crecer. Hoy, más que nunca, un abrazo para toda Colombia.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: