Hillary Swank: protagonista de películas que denuncian


Hillary Swank logró un hito al sumar dos oscares a la mejor interpretación femenina apenas a los treinta años de edad, colocándose en un sitial donde puede codearse con Meryl Streep y Jodie Foster. Los Chicos no Lloran y Golpes del Destino (Milion Dollar Baby) le permitieron llevarse a casa las codiciadas estatuillas a lo más destacado del sétimo arte estadounidense.

Parece que después de esos triunfos, Hilary Swank se preguntó ¿Qué hacer ahora?. Muchas actrices se pasan la vida en pos de obtener siquiera un Oscar, ella ya tenía dos. Hillary optó por abordar temas e historias no tan rentables, pero de sumo interés humano. Su filmografía posterior así lo avala, no tiene interés de sumarse a películas de ciencia ficción o de súper héroes.

En Netflix podemos encontrar dos producciones que no se estrenaron en el circuito peruano, pero ambas contienen denuncias a instituciones estadounidenses (la educativa y la judicial) que también nos tocan, son materias pendientes y urgentes en la agenda gubernamental del Perú. Por ello, vale la pena revisar estas dos películas y aprender de los ejemplos de vida.

Hemos escuchado muchas veces de las pandillas adolescentes en EEUU, de las violentas muertes de escolares. Y, quizás, desde nuestro sillón de espectador lejano podemos juzgar arbitrariamente a estos muchachos de criminales irrecuperables. Escritores de la Libertad o Diarios de la Calle (Freedom Writers/2007) nos da una nueva perspectiva de este flagelo.

La historia real de la profesora de secundaria Erin Gruwell (Hillary Swank) nos habla de la tenacidad de una mujer que quería hacer la diferencia con su grupo de alumnos, y no limitarse a pasar el tiempo. El filme está circunscrito a las escuelas integradas en los distritos norteamericanos, donde se cruzan las complicadas realidades económicas y sociales de jóvenes de distintas razas en un mosaico que puede explotar en violencia a cualquier instante.

El trabajo de Erin Gruwell se perfila como una opción de solución a la crisis educativa que persiste en muchas ciudades de los Estados Unidos. La cinta es conmovedora, real, con dosis de violencia que no pueden pasarse por alto pero tampoco resultan excesivas. Tiene ese especial efecto de estar ante hechos que sucedieron y no con ficciones idílicas. A este columnista, Escritores de Libertad lo llenó de esperanzas.

La premura por encontrar al culpable del homicidio de una víctima socialmente sensible, las chances de avanzar laboralmente, causan que la “justicia” muchas veces se apresure en condenar a los acusados. Un hombre de conducta incomoda es sentenciado por matar a una anciana y sólo su hermana se obsesiona en demostrar su inocencia. Esa es la historia real de Betty Anne Waters (Hillary Swank) y su hermano Kenny.

Betty Anne tuvo que estudiar y graduarse en leyes para poder encontrar justicia para su único pariente vivo, dentro de la cinta Justicia Final (Conviction/2010). En su cruzada se demostraron las falencias del sistema judicial estadounidense, siendo una de las más cuestionadas la campaña por renovar o mejorar su posición laboral de los fiscales (esto también sucede en nuestro Perú). Una condena es como una “carta de recomendación” no importa los derechos civiles que se pisoteen. Un dato triste (que no se ve en el filme) es la muerte de Kenny al poco tiempo de ser liberado, por un accidente doméstico.

Categorías:Coyuntura, PersonajesEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: