Al Fondo Hay Sitio debió acabar antes


Tras ocho años al aire, indiscutiblemente exitosos, la teleserie Al Fondo Hay Sitio terminaría su ciclo televisivo. Por lo menos así lo adelantaron varios miembros del elenco, y sobretodo el Productor y creador Efraín Aguilar. Es una decisión que podría cambiar en estos meses, da la impresión que no. Este año los actores han evidenciado su agotamiento, el propio Andrés Wiese (pilar de una de las tramas más populares de AFHS) prefirió tomar distancia.

Y, el intérprete de Nicolás De las Casas no es el primero de esta lista, la más dolorosa salida fue la Irma Maury (Doña Nelly Camacho) que se retiró a hacer lo que más le gusta, cuidar de sus perros (a los que se dedica con abnegada dedicación, y por los que no les gusta aceptar contratos demasiado extensos). Efraín Aguilar y el resto de Al Fondo Hay Sitio se mostraron agradecidos con la actriz, pero su partida se resintió en la trama.

Nelly Camacho (Irma Maury) era la contraparte de Francesca Maldini (la siempre eficaz Yvonne Frayssinet) en la lucha de clases donde se centra la historia de Al Fondo Hay Sitio. Por lo que la ausencia de la primera le restó fuerza a este constante enfrentamiento que obsequiaba varios de los momentos más sabrosos de la serie. Donde, además, participaba todo el elenco.

Sucede en muchas series, como las populares producciones norteamericanas, con el paso de los años: la trama empieza a depender de las renovaciones contractuales del reparto, de los egos protagónicos (aunque en AFHS no se ve tanto de esto último), las preferencias del público y las situaciones comunes (que se repiten una y otra vez, porque funcionan).

Sólo así se entiende que la mayoría de personajes de Al Fondo Hay Sitio no hayan tenido una real evolución. Si uno los analiza en aspectos generales, más allá de las esporádicas situaciones que vivieron, se han quedado prácticamente en lo mismo. Charito (Mónica Sánchez) fue tan “sufrida” que nunca logró casarse con su Platanazo, contentándose con el improvisado personaje de Paul Vega. Joel (Erick Elera) y Fernanda (Nataniel Sánchez) es un amor que se ha truncado tantas veces, que parece no debería formalizarse por la inmadurez de ambos.

Efraín Aguilar tiene una fórmula que se le vendé a la audiencia como la “generosidad del amigo televisivo”. Al Fondo Hay Sitio se convirtió en la agencia de empleos de gran parte de las figuras estelares de nuestra TV, no tiene nada de malo (a la gran mayoría es grato volver a verlos), pero sí afectan la historia. Pongo un claro ejemplo, pasarle la voz a Julián Legaspi para que haga de villano es muestra de agotamiento de ideas.

Al Fondo Hay Sitio llega a su final, y desde esta tribuna creemos que hace ya un tiempo se debió haber tomado esta decisión. Todavía se van con olor a éxito por las cifras del rating, pero ya hace rato se hacía agua con respecto a la calidad del producto. En estos casos yo aplico la frase que el genial comediante Jerry Seinfield dijo al cancelar su exitoso show televisivo: “es mejor irse y que todos se pregunten por qué se va, que al preguntarse ¿cuándo se irá?”.

Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: