Mal Trimonio: Teatro del bueno que debes conocer


Casarse no es un evento que involucra únicamente a dos personas, eso sería la vida juntos, el día del ansiado matrimonio remueve el mundo de muchos, sobretodo de la familia que rodea a los que van  dar “el gran paso”. De eso trata Mal Trimonio, de eso y de mucho más, una puesta en escena que recurre a la exageración de los caracteres para mostrarnos los errores, falencias y defectos que todos compartimos.

Vivir pendientes de las redes sociales y las nuevas tecnologías, soportar la vida con varios traguitos de más que creemos nos vuelven “simpáticos”, ser hipocondriacos al extremo de negarnos el derecho a trascender, cubrir los problemas con constantes cirugías, aconsejar a todos mientras uno está al punto del desastre o simplemente existir a través de otros. Todas esas son conductas mucho más comunes de lo que queremos aceptar, y de ellas va este Mal Trimonio.

Lo primero que se puede decir del elenco es su regularidad, todos están bien dentro de sus personajes. Algo que nos habla de un gran manejo del casting y la producción de Chin Chin Producciones, al director Jill Lee, que lleva esta obra teatral exitosa en Venezuela a las salas peruanas del Teatro Auditorio Miraflores. Mal Trimonio consta de cuatro funciones, y sólo resta la final del 30 de setiembre.

Hacer teatro en el Perú se ha visto revitalizado, y no sólo con la intervención de los populares rostros televisivos (a veces nos damos con algún chasco, en épocas donde el físico vende más que el talento). Subirse a las tablas y montar una pieza es una suma de voluntades, esfuerzos, capacidades artísticas y una mezcla de disciplina y sueños. Eso lo percibimos claramente en Mal Trimonio.

Tengo la suerte de conocer bastante bien a uno de los actores de Mal Trimonio, Ugo Mantero, un amigo que siempre se va reinventando. Esta vez en el rol del Tío Conny, un personaje inusualmente frecuente en el entorno social, el enfermizo que se pone trabas para vivir. Tal como los demás miembros del elenco nos hace reír, a la vez de reflexionar. Así tenemos a Mirella Mau, esta vez como la abuela entregada al pisco, de preferencia el Papa Lindo. Nos refleja un cuadro de ternura dentro de una personalidad que salta al fresco, gracias a unos traguitos.

Jill Lee es un obsesivo de las redes sociales, en una obra como Mal Trimonio que no esquematiza al homosexual, al que ve con la naturalidad del caso, sino a conductas disociadoras como es vivir prendido de las nuevas tecnologías. De esta manera, vamos recorriendo la gama expresiva de un grupo de talentos peruanos y venezolanos, en que también destacan Paola Miñán, Raquel Lorena Reyes, Abigail Salvador y Sofía Elena E.

No me gusta caer en generalidades que se repiten hasta el hartazgo, como es “no desaproveches esta oportunidad”, u otras semejantes. Pero sí diré que el teatro está revolucionando en el Perú con múltiples opciones, tristemente algunas pasan inadvertidas. No es el caso de Mal Trimonio que en su penúltima función llenó la sala, pero quizás un cierre de bandera este 30 de setiembre, permita más presentaciones de esta divertida obra.

Mal Trimonio se presentará el 30 de setiembre a las ocho de la noche, en el Teatro Auditorio Miraflores (Avenida Larco 1150- Sotano). El talento latinoamericano te espera.

Categorías:TeatroEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: