Anuncios

Periodismo en el Siglo XXI: La pluma sigue siendo más fuerte que la espada


Hay muchas frases hechas sobre el periodismo, “una imagen vale más que mil palabras”, “la pluma es más fuerte que la espada” o títulos como “el cuarto poder”. En algunos casos se ha vuelto muy evidente su falsedad o descontinuación, hoy con las muertes y agresiones a los hombres y mujeres de prensa se ha evidenciado que el periodismo no ejerce un real poder que lo asemeje por ejemplo al de los políticos.

Claro, que la información sigue siendo un capital bastante importante, que puede hacer temblar gobiernos. Pero, los periodistas sólo somos “mensajeros de esa información”, salvo caso de mala praxis profesional o faltas a la ética, un comunicador social únicamente informa, la mayoría de veces casi gratuitamente. No se trata de un “poder” como el que ejercía la Iglesia en el oscurantismo, donde escondían la “verdad letrada” al pueblo en las bibliotecas de los monasterios medievales.

Un buen periodista busca informar aquello que ha obtenido muchas veces con riesgo de su propia seguridad. Y, no son pocas las veces, que son hostilizados y perseguidos por cumplir esa tarea. Incluso, los poderes fácticos (como el que se vivió en los años 90 en el Perú) buscan prostituir esta información, y si no logran “comprar a la prensa”, lo hacen con los broadcasters que ejercen una autocensura en sus comunicadores. A los profesionales restantes les hacen una “mala fama gratuita y antojadiza” para terminar desvirtuando su trabajo.

Sin embargo, el periodismo resiste, se reinventa, limpia sus heridas y vuelve a surgir. Ese es el caso, por ejemplo, de la zona fronteriza mexicana (donde campea el flagelo del narcotráfico, y se ha llegado a comprobar que la “vida no vale nada”). Han matado a decenas de periodistas, de la manera más horrible y degradante, y contra todo, ahí están los reporteros denunciando con ahínco a estos asesinos. Esa misma situación la hemos visto en las guerrillas colombianas, el terrorismo del Perú y la difícil actualidad venezolana.

La globalización de la información, reflejada en las nuevas tecnologías informáticas, ha revestido de vitalidad al periodismo. Ahora no se pasa por tantos filtros que van desdibujando “el mensaje”, siendo sometido a los gustos y “obligaciones” de los empresarios de los medios de comunicación masivos. El profesional tiene la opción de dar a conocer la verdad, a pesar de la oposición de sus jefes gracias al Internet (redes sociales, blogs, etc.), claro en desmedro de una compensación económica y con la latente posibilidad de quedar desempleado.

Es en este universo, que el periodismo de opinión no ha perdido terreno, como muchos quieren hacer creer. Los columnistas siguen siendo muy leídos, las opiniones continúan generando debate y posiciones encontradas (un valor incalculable para el ser humano del Siglo XXI, que no puede limitarse a ser un mero consumidor, sino un participante). Asimismo, es gracias a este género periodístico que se permite convertir ideas en realidades plausibles, ¿Cuánto tuvo que ver el periodismo en el éxito de la reciente marcha contra la violencia hacia la mujer?

En esa línea, este periodista puede comprobar que las redes sociales no se limitan a los clásicos memes que pululan por tantas páginas de Facebook. Se puede crear algo más interesante, más trabajado y lograr un medido éxito. Como dice el slogan de una conocida radio peruana, “la opinión importa”. Esta fanpage, y este blog, han ido sumando público en los últimos meses teniendo como única oferta la publicación de columnas.

Para terminar, en base a mi experiencia personal una importante herramienta de defensa del periodista es la posibilidad de agremiarse, agruparse con otros colegas, pues sigue siendo real que “la unión hace la fuerza”. El caso de Rosana Cueva, que generó una respuesta consistente del periodismo generalizado, es totalmente gráfico de que unidos podemos soportar tormentas. Yo pertenezco hace más de una década a la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) y gracias a ellas a federaciones internacionales como la Federación Internacional de Periodistas (FIP) o la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Cultura y la Comunicación Social (FELTRACCS), siendo garantías para mi ejercicio profesional.

Anuncios
Categorías:PeriodismoEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: