Anuncios

Capriles unió a PPK y el Congreso contra crisis venezolana


El primer “humo blanco” que surge entre el Poder Ejecutivo, encabezado por el Presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski, y el flamante Poder Legislativo, con un Congreso de la República con mayoría del fujimorismo, fue en apoyo a al líder de la oposición venezolana Henrique Capriles. Ambas fuerzas coincidieron en mostrar su solidaridad en defensa de los derechos humanos en Venezuela.

Esta postura del Perú demuestra primero que nada un amor a la democracia (lo de Venezuela puede aún considerarse formalmente democrático- aunque existen muchos motivos para pensar en probables fraudes- pero hace rato que objetivamente se vive un atropello a todo el que no comulga con el actual gobernante Nicolás Maduro). Henrique Capriles viene liderando la necesaria tendencia al cambio.

También es una forma de “lavarse la cara del Perú”, pues nuestro ex Presidente, Ollanta Humala, se negó a reunirse con Henrique Capriles en su anterior visita a tierras peruanas. Sobra señalar que los vínculos entre Humala Tasso y el gobierno venezolano, primero de Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro, eran más que obvios. Sólo eso explica el mutismo de nuestras autoridades en uno de los momentos más álgidos de la crisis social en Venezuela.

En respuesta a ello, cuando el Perú vive una nueva experiencia democrática que ha tenido como característica más saltante la polarización entre el Presidente Pedro Pablo Kuczynski y la bancada de Fuerza Popular (fujimorista) que es mayoría absoluta en el Congreso de la República, se puede decir que Capriles logró la primera fusión de objetivos.

Para algún neófito, la postura de Pedro Pablo Kuczynski no sonaría a determinante, al señalar que el apoyo a Henrique Capriles es “moral y sin ánimo de interferir en la vida política de Venezuela”, palabras que cuidan al Perú de no tomar posturas invasivas a la independencia de un país ajeno. Sin embargo, el propio PPK aclara que “yo apoyo las buenas causas y él (Capriles) es parte de una buena causa”.

En el hemiciclo, fue notoria y esperada la posición mucho más ambigua del Frente Amplio, aunque es importante que la vocera de esa agrupación política Marisa Glave sí fue abierta a una futura conversación con Henrique Capriles, Eso es un avance comparado a lo relatado por el propio Capriles al revelar que Ollanta Humala no se reunió con él siendo Presidente del Perú, y hasta se mostró mordaz al indicar que ahora “sale por la puerta de atrás”.

En un mundo donde los atropellos a los derechos humanos son cada vez más constantes, es importantísimo que el Perú se pronuncié con claridad contra ellos. Es saludable que las fuerzas políticas más importantes confluyan en esta posición, y es también (ojala) una muestra clara que la concertación es más que probable, inminente, sobretodo al tener en agenda la prosperidad de todos los peruanos. Gracias Henrique Capriles por unirnos.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: