Anuncios

Pokémon Go: ¿Oportunidad de jugar al aire libre o riesgo de accidente?


La fiebre del ya famoso y tendencia mundial Pokémon Go llegó finalmente al Perú. Y ya es una moda que a algunos “incomoda”, y a muchos otros fascina. El planteamiento novedoso de este videojuego viralizado en los ya omnipresentes smartphones es la invitación a pararte de tu sofá y salir a la calle a jugar. Pues se vale del GPS de tu teléfono para que busques a Pikachu y sus amigos en ambientes reales de nuestra ciudad.

Aquí ya podemos resaltar una gran virtud del Pokémon Go, romper con el sedentarismo que asola a los seres humanos (de todas edades) que han hecho de su Smartphone un anexo permanente a su cuerpo. Caminar es un sano ejercicio, tomar aire libre nos desintoxica, tener contacto con la naturaleza colabora a humanizarnos. Claro, hay opciones menos tecnológicas y más convencionales. Pero, ¿estamos dispuestos a despegarnos de este aparatito que domina nuestras vidas?

La verdad, lo dudo, las estadísticas nos muestran que es una batalla casi perdida frente a la oleada incesante de nuevas tecnologías. Y, en vez de capitular totalmente, se puede lograr una mediación. Pokémon Go es un puente entre ambas realidades opuestas, sigues enganchado al teléfono inteligente y los videojuegos, pero sales de tu casa y regresas al mundo y la naturaleza.

Ahora, ¿jugar Pokémon Go en la Lima contemporánea es realmente sano? Con los índices de inseguridad ciudadana resulta bastante riesgoso. A menos que circunscribas tu recorrido a zonas vigiladas (por Serenazgo, no por los “marcas”), o salgan a jugar en grupo. En este punto tengo que señalar que no soy asiduo al Pokémon Go y desconozco si estas opciones son aplicables al videojuego.

El riesgo también estriba en accidentes, como atropellos, caídas, empujar a otro peatón, y hasta pisar un residuo del “mejor amigo del hombre”. Es necesario que tengamos un ojo puesto en nuestra trayectoria física y otro en el juego. Ya se han registrado desgracias en ciudades como Nueva York, y seguramente no se tardará en satanizar al Pokémon Go. Lo más certero es que no nos abstraigamos del todo.

Y, claro, respetar horarios de trabajo. Un amigo mío ya denunció vía redes sociales que dos serenos de Miraflores estaban entregados a la onda del Pokémon Go, y descuidaban a los ciudadanos. No sería de extrañar que en otros distritos capitalinos y de otras ciudades del Perú suceda lo mismo. Para todo hay su momento y lugar, Pikachu tendrá que ser buscado a la hora del ocio.

Finalmente, el Pokémon Go es una nueva chance de estrechar lazos entre padres e hijos, algo que nunca está de más. Las nuevas tecnologías no son malas, sólo hay que saber medirlas para su pleno deleite.

Anuncios
Categorías:Coyuntura, VideojuegosEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: