Los dibujos animados de mi infancia


Son, en cierta forma, parte de nuestra identidad. Crecimos con ellos, es más, alucinamos con ellos, nos acompañaban en nuestros ratos de ocio, eran imprescindibles a la hora del desayuno de fin de semana, como premio después de las tareas escolares o en las mañanas vacacionales: los dibujos animados.

Haciendo un recuento de las caricaturas que se asoman en mis recuerdos, de lo más “viejito” Fantasmagórico (que venía de Japón, como tantas producciones niponas que coloreaban las pantallas televisivas del Perú y otros países). Con una figura más próxima a un personaje de cinta de horror, medio cadavérico medio Conde Drácula, el héroe acudía en auxilio de la niña Mary.

Otros súper héroes mucho más conocidos, provenientes de DC Comics pero con la oficiosa mano de la dupla Hannah-Barbera: Los Súper Amigos. Superman, Batman, Robin, la Mujer Maravilla y Aquaman luchaban contra el crimen con la asistencia de Wendy, Marvin y el Perro Maravilla. Luego reemplazaron a estos últimos los Gemelos Fantásticos y el simio Glick.

Marvel Comics tenía a Los Vengadores en unas versiones bien arcaicas, con imágenes fijas que parecían moverse con un efecto de cámara (fotolitos). Los 4 Fantásticos han gozado de varias recreaciones televisivas pero fue la primera de 1967 la más memorable, así como la inolvidable Spiderman (también de los 60), donde el arácnido se columpiaba por las nubes cuando se le terminaban los edificios.

No se puede omitir a otros clásicos como Tom y Jerry, los Looney Tunes (Bugs Bunny, Porky, el Correcaminos, Piolín, Silvestre, el Pato Lucas y un largo etcétera de inolvidables personajes). Tampoco al Oso Yogui, los entrañables Picapiedras (cuyo show se transmitió en prime time en los Estados Unidos), los Súper Sónicos, Scooby Doo y el caballo Tiro Loco.

Desde Japón nos legaba a un personaje inclasificable que se hizo tendencia entre muchos latinoamericanos, Candy Candy. La niña rubia que se hacía mujer, desde el orfanato del Hogar de Pony llegaba a conquistar a la familia Andrew, enamorarse del trágico Anthony, hacerse amiga de Annie (otra huérfana que sí fue adoptada por una buena familia), pelearse con Elisa y Neal, con la déspota Tía Abuela, recibiendo consuelo de Archie y Stear, para nuevamente apasionarse por el misterioso Terry. Con un guión propio de telenovela, este anime fue un éxito durante décadas que se repetía y repetía.

La columna se queda corta, pero no podemos dejar de resaltar a los robots (muchos también japoneses) como El Festival de Robots (donde sólo conocimos a El Vengador), Mazinger Z, Gobots, Transformers (los personajes de Hasbro que siguen sus aventuras en el cine) y la fabulosa Robotech que nos contaba una ficción futurista mucho más humana.

Espadas, personajes que iban desde humanos hasta animales antropomorfos (con características humanas) como He Man y los Amos del Universo y los felinos cósmicos Thundercats. La Abeja Maya (hasta los niños la veíamos pues no había cable para elegir otras opciones), de ahí empalmábamos con Los Pitufos. ¡Qué buenos años! ¡Qué buenos dibujos!

Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: